Ética y moral en el mundo moderno

Marisol Chevez Hidalgo en exclusiva para Diario Judío México

Cuando nos referimos a la ética, es indispensable recordar sobre todo que en sus orígenes empíricos, el término significa “costumbre” y por ello, se le denomina como la doctrina de las costumbres; sin embargo, desde la visión del gran filósofo griego Aristóteles, la ética se presenta como algo más, y trata de un saber, el cual busca determinar si un modo de ser o acción, se muestran o no éticos, frente a determinadas situaciones.

Estando para Aristóteles la ética subdividida en dos principios fundamentales y necesarios, primeramente el de “las virtudes éticas”, que se desarrollan en la práctica, y tienen como fin, la realización del orden en la conformación y crecimiento de un Estado. Por ejemplo, el valor, la justicia, la amistad entre otras, las cuales se manifiestan a través de los hábitos o costumbres de los pueblos

Por otra parte, las segundas son las “virtudes fundamentales denominadas dianoéticas”, las cuales fungen como los principios de las éticas y serían las de la inteligencia o razón, en cuanto a sabiduría y prudencia, con lo cual, lo ético en todo su posterior desarrollo y evolución, se identifica cada vez más con eso que se denomina “Moral” y que no es lo mismo que Ética, aunque es estudiada por ésta, presentándose la ética como la ciencia que estudia lo moral en todas sus manifestaciones.

Ahora, la historia de la ética en estricto rigor, solo se puede analizar dentro de la historia de la filosofía occidental, ya que contiene el mismo problema de la filosofía, el cual es, que si se parte desde Occidente en cuanto a su desarrollo y estudio, dejando de lado a Oriente y a unas riquezas históricas, filosóficas y éticas muy interesantes, se estaría en deuda con éstas, a pesar de que se pueden encontrar varias similitudes sumamente enriquecedoras en cuanto a su análisis, las cuales no se consideran como parte de la ética desde el punto de vista filosófico.

Sin embargo, ya desde los presocráticos podemos encontrar ideas éticas sobre por qué un hombre debía de comportarse de una u otra forma, muchísimo antes que Aristóteles planteara y se cuestionara de un modo más formal, ideas sobre la ética y las virtudes éticas; con lo cual, como filósofa, no dejo de cuestionarme entonces la relevancia que tuvieron los 10 mandamientos para Moisés, en su peregrinaje por el desierto del Sinaí, guiando a todo un pueblo, bajo un decálogo o código de ética muy anterior, donde no se buscaba el ojo por ojo y diente por diente de la ley del Talión, según el código de Hammurabi, sino más bien, tratar de convivir mejor, con tus demás congéneres sin lastimar a nadie.

Así la ética como ciencia que estudia los valores morales, tiene unos inicios muy anteriores a Aristóteles, y en la actualidad unos valores que para algunos, tal vez han cambiado, cuando en realidad la base fundamental sigue ahí, respetando algunas veces las costumbres de muchos pueblos y otras imponiéndose o rompiendo paradigmas caducos, los cuales van solo en detrimento de la sociedad, o del pleno desarrollo del mundo en el cual vivimos.

Por ello, debemos siempre analizar qué es, lo que fundamenta a una u otra cultura para preservar o no, una serie de ideas morales o reflexiones de carácter ético, a lo largo de eso que conocemos como historia…

Notas:

Fuente:  http://diariojudio.com/opinion/etica-y-moral-en-el-mundo-moderno/237573/#

6 de abril de 2017.

Hay 0 comentarios

Deja tu comentario


¿Eres humano o robot?, escribe el código de arriba: