Ponernos ‘el velo de la ignorancia’

Propongo olvidarnosde la posición que tenemos dentro de la propia sociedad y quizá así podamos entender las necesidades de quienes menos tienen.

Lo poco que sé, se lo debo a mi ignorancia.- Platón

John Rawls es un jurista de gran trascendencia en la historia moderna del derecho, sus aportaciones a la ciencia jurídica y a la filosofía han servido para forjar a varias generaciones de abogados en muchos países del mundo.

En México, Rawls es un autor obligado para quien se adentra en el estudio del derecho y sus implicaciones sociales. Su obra cumbre, Una teoría de la justicia, es una muestra de su erudición y su capacidad de análisis de los fenómenos jurídicos y filosóficos. En 1991 el entonces presidente de E.U. Bill Clinton le entregó la medalla nacional de humanidades por sus aportaciones a la democracia. Muere en ese país en 2002.

Una de sus grandes aportaciones es su alegoría del llamado “velo de la ignorancia”. En ella Rawls propone que para resolver los problemas de las teorías actuales y alcanzar una sociedad justa, teniendo en cuenta que quienes deben aplicarlas tienen sesgos y prejuicios que hacen que se impida alcanzarlas, se haga una ficción intelectual. Que todos los individuos simulemos una especie de amnesia temporal y voluntaria, cuando “el velo de la ignorancia” descienda sobre nosotros nos olvidaremos quiénes somos y del lugar que ocupamos dentro de la sociedad, de tal suerte que nuestro principal interés sea la justicia para todos.

Con esto las personas dejamos de ver la posición que ocupamos en nuestra sociedad y de esa manera nos olvidamos de nuestros intereses personales o de grupos y vamos en busca de la justica. Justicia que para Rawls no es más que igualdad.

De esta manera al ponernos “el velo de la ignorancia” Rawls pretende que los seres humanos sean igualitarios y dejen atrás sus intereses y envidias.

“El velo de la ignorancia” de Rawls se constituye como un intento para poder explicar las desigualdades sociales con el pretexto de las posiciones que los hombres ocupamos dentro de las sociedades y que nos impide acceder a la justicia en perjuicio de los hombres. Junto con el “mito de la caverna” de Platón “el velo de la ignorancia” de John Rawls se ha constituido en una de las más grandes alegorías en la historia de la filosofía.

Siguiendo a Rawls, propongo ponernos “el velo de la ignorancia”, es decir, olvidarnos aunque sea imaginativamente de la posición que tenemos dentro de la propia sociedad y el rol que jugamos, quizá así podamos entender las necesidades de quienes menos tienen.

José Luis Ripoll Gómez

Doctor en Derecho egresado de la UNAM y profesor universitario.

Notas:

Fuente: http://sipse.com/opinion/ponernos-velo-ignorancia-columna-jose-luis-ripoll-gomez-162127.html

22 de julio de 2015.  MEXICO

Hay 0 comentarios

Deja tu comentario


¿Eres humano o robot?, escribe el código de arriba: