Dios y la religión (O los Dioses y las religiones).
Posted: 28 February 2013 10:32 AM   [ Ignore ]
Domino
Avatar
RankRankRankRankRank
Total Posts:  1517
Joined  2008-10-13

Indudablemente la religión sigue siendo “el medio” de dominio de masas más “secular” (o con fines de “poder terrenal”) por lo menos en la mayor parte de la humanidad. Y no son los distintos modelos religiosos y sus variantes propias en cada cultura lo que pretendo analizar en este escrito, ni cuáles son los más aproximados a una “revelación verdadera”, argumento este último sobre el cual se fundamentan todas las religiones (aún sus variantes o grupos derivados).

A propósito de “las crisis religiosas” evidentes en todas las culturas y de las manifestaciones de estas crisis por distintos motivos o de distintas maneras, ya sea por corrupción interna y lasitud dentro de las mismas “instituciones” (incluidas las contradicciones a sus propios códigos de ética y moral enseñados), o por el evidente “radicalismo y/o fundamentalismo” de algunos de sus intérpretes y que terminan siendo la causa de violencia no solo a nivel individual y particular sino a niveles sociales mayores (como las guerras entre grupos religiosos) sino, también las mismas guerras “interculturales o entre religiones”, como las que se viven ahora.

Las religiones siguen siendo el eje central de cohesión de todas las sociedades (por adoctrinamiento y por formas ritualistas de asociación) y ante la ausencia de otro medio educacional que permita al ser humano, de manera racional, cierta y comprensible a todos los niveles de la conciencia humana (incluidos los sicológicos) tener “una mejor cosmovisión” no solo en lo pragmático (o lo que se vive cotidianamente) sino también en lo “trascendente o metafísico” como explicación coherente a su “ser existencial”, es por ello que siguen siendo las religiones mismas la mejor manera de masificar a los distintos grupos humanos “bajo sus dominios”, pero que “este dominio” hoy día se pone de manifiesto con todas sus contradicciones relativas no solo a las corruptelas del poder eclesial (o de los dirigentes de los distintos grupos religiosos), muchas veces “refundidos con el poder político”, sino en lo violatorio mismo de la dignidad humana, no solo por lo predicado e interpretado y “abusado” sobre los “feligreses”, como personas (en lo individual) como en lo social, incluidas las movilizaciones “masivas” (o de “masas”) a las que se recurre, y a las que se manipula para los distintos propósitos de poder.

Es por lo anterior y ante “la crisis religiosa” evidente para nuestra cultura (la judeo-cristiana, y en alguna buena parte denominada “Católica Romana”) resulta oportuno hacer algunas reflexiones al respecto del “valor” de las religiones como recurso de poder social y político, y más aún como “argumentación racional” sobre la “evidencia” de la necesidad de las mismas, su papel “cultural” y hasta su condición “antitética” (u opuesta) a una pretendida “justificación” argumentativa sobre “una realidad divina” o en otras palabras, “la religión como justificación “racional” de Dios……………………………“ y el ser humano mismo ante el poder mismo de las religiones y sus argumentaciones y prácticas………………………………………

Normalmente, todas las religiones (aún los grupos que niegan ser religiones) basan sus motivaciones ideológicas (o doctrinales) sobre la base de comunicar y enseñar “verdades” de origen divino y sobre ellas “aislar” a sus “comunicados o enseñados”, aislamiento necesario para la preservación de su “ser espiritual” (obviamente interpretado por las enseñanzas mismas), y por tanto en la integración de sus “aislados” en sus propios modelos culturales y de “moral” (o costumbres) incluidas las relaciones con quienes no son de sus mismos grupos. Como esta práctica es en esencia netamente política, es por ello que las religiones históricamente están asociadas a los conceptos de Pueblo, Estado, Nación, Imperio y demás……………………… por “el poder directo” en manos de los jefes religiosos (Estados religiosos) o por el ejercicio “amangualado” (o convenido por algún tipo de interés) entre los “gobernantes laicos” y los jefes religiosos de turno.

Vale la pena mirar un poco los “valores morales” con el que las religiones justifican el “quehacer” de sus esencias doctrinales y prácticas mismas, (y sin pretender desconocer “la presencia” del mal… como una argumentación de justificación a las mismas, y mal que se ejerce la mayoría de las veces para justificar el bien…….), y lo cierto es que en esencia ninguna de ellas presenta una “cosmovisión” que integre realmente al ser humano en sus valores y dignidad, como propósito esencial de las mismas, más allá de “saber al ser humano ignorante” del adoctrinamiento propio de sus mismas doctrinas (de cada religión) y la necesidad de “llenar” el pensamiento de “los demás” de los recursos ideológicos (adoctrinamiento o catequesis) para enseñar a pensar igual…………….. y por lo tanto integrar(los) al movimiento social (religioso) propio.

Pero como las crisis evidentes de las religiones (aunque suene a ironía) “no surgen porque ya no quepa tanta gente en los cielos, o en los paraísos o en las tierras puras o en los planetas celestiales”, o “porque ya no quepan en el infierno, o en los planos infernales (incluida la tierra)”,  sino por los recursos y/o métodos que se usan aquí en la tierra para “enviarlos” a dichos planos, es por esto mismo que una mejor manera de “entender a Dios” lo es en esencia mirar a quien(es) pretende(n) ser “sus mensajes y mensajeros” y para el caso, las religiones y sus jefes religiosos.

En general toda religión hace un llamado a unas creencias (fe) y prácticas de orden personal y social o “costumbres” (llámense leyes divinas o enseñanzas de los profetas (o los mensajeros divinos), creencias, prácticas y costumbres, y sus interpretaciones y adaptaciones históricas o actualizaciones (aggiornamientos), que son la causa histórica de las divisiones internas y las confrontaciones externas de las mismas religiones y entre las mismas. Aquí es importante notar que en general las religiones actuales que conocemos surgen realmente como “procesos contestatarios” -hindu-europeo-americanos- unas a otras (como ya está dilucidado en foros anteriores) y las divisiones internas de las mismas por lo mismo, de ahí que ninguna de ellas contenga realmente algún elemento ni teológico, ni filosófico, ni ideológico ni práctico (ritos y costumbres) mucho menos cultural, “auténticamente original”, más que procesos históricos (datados por fechas) y que para el caso de cada religión o movimiento vinieron a suplir necesidades, carencias y oportunidades de hacerse con “el orden social y el poder mismo” del grupo social en crisis…………………

Hoy ante la evidente globalización de todas las contradicciones religiosas manifiestas, unas por injerencias directas o “activismos activos” y otras por “activismos pasivos” o aparentes marginamientos, “en sus propósitos mesiánicos, salvíficos, redentores, liberadores, premiadores y demás…”) lo cierto es que el cuadro que se presenta de las mismas requiere de un “juicio” de valores y propósitos que rescaten algún valor de desarrollo humano integral en cualquier propósito de dignificación de la condición humana misma y del futuro de la(s) religión(es) misma(s), no solo ellas como “elaboración” intelectual (o inteligente, y hasta filosófica en el sentido tradicional de la filosofía como “interpretación” de la realidad…) sino en una autentica “cosmovisión dignificante” del ser humano y del universo en general (universo del cual hacemos parte activa o pasiva) y del que hoy mismo la naturaleza (o actividad funcional y relativa del universo) “nos reclama” atención”, más que nunca.

En una supuesta “obra divina (o creación)” y un relativismo de “libre albedrio” (o también un “sálvese quien pueda o quien quiera (…si me siguen… al rabino, al maestro, al sacerdote al pastor …”), PRÉDICA Y JUSTIFICACIÓN INICIAL Y FINAL DE CUALQUIER RELIGIÓN, deben ser estas (las religiones) y hasta “la única” que pueda resultar de este intento de “civilización religiosa”, decía, deben ser estas el testimonio fehaciente (obras de fe…) de un verdadero amor, respeto, valor, compromiso, acción y CONOCIMIENTO, de un misterio, y de un sentido espiritual (o con forma planificada por una causa superior a nuestras posibilidades o potencias…) que verdaderamente trascienda cualquier posibilidad humana, que no sea la de “participar” de un universo pleno de posibilidades y espacios de magnificación de una “Con-ciencia” (con conocimiento) de realizaciones del bien, como supuesto propósito de cualquier esencia divina… y al alcance de toda su creación y trascendente a cualquier juicio humano………………………………………………………….

Cordial saludo.

P.D. Ojala en la elección del nuevo jefe católico romano, el “espíritu humano” de paso al “espíritu universal”……………………………………………………………………………………………………………………………….

 Signature 

Ver Mapa Antropomórfico de El Conocimiento Trascendente en http://www.filosofia.mx/index.php?/foros/viewthread/532/


El Conocimiento Trascendente es la posibilidad subyacente en todo individuo, o por lo menos en la mayoría, de conocer la realidad absoluta de sí mismo y del universo.

http://www.uctrascendente.es.tl

 

Profile
 
 
Posted: 11 June 2014 01:44 PM   [ Ignore ]   [ # 1 ]
Discipulus
Rank
Total Posts:  22
Joined  2010-10-20

.

Profile