Aristóteles y Alejandro, un filósofo “bipolar” y un líder con trauma infantil

Más de 2.300 años después de su épica y breve existencia, el mítico Alejandro Magno, marcado por el “trauma típico de los niños soldados”, regresa en una novela histórica relatada en primera persona por su maestro, el celebre Aristóteles, un filósofo con “trastorno bipolar”.

Es el original enfoque que la escritora y profesora canadiense Annabel Lyon adopta en “El maestro de Alejandro” (“The Golden Mean”, en su título original en inglés), una nueva aproximación a la figura de Alejandro III de Macedonia, uno de los mayores iconos de la Antigüedad, y a su excepcional tutor.

A Alejandro, según precisa la propia Lyon en una entrevista hoy con Efe, llegó de la mano de Aristóteles, de quien se propuso descifrar su personalidad mediante el estudio de su obra.

Y lo sitúa en su novela en la parte “más apasionante y turbulenta” de su vida, la que pasó instruyendo al hijo del rey Filipo de Macedonia, su amigo de infancia, para tratar de enseñarle la clave de bóveda de su sistema filosófico: la divina proporción.

“Debes buscar el punto medio entre los extremos, el punto de equilibro”, le repetía Aristóteles a su pupilo, según Lyon.

Esa obsesión y la manera “muy gráfica” de Aristóteles de describir “la melancolía” con los términos de la biología de la época equivale, dice, a lo que “hoy llamaríamos trastorno bipolar”: “Lo que hace es buscar por primera vez en la historia la manera de verbalizar el trastorno bipolar. Estaba desesperado por encontrar la respuesta a ese trastorno que él sufría en sus propias carnes”.

Tanto Aristóteles como Alejandro Magno son “personajes muy modernos”, según la escritora canadiense, quien desaprueba la imagen reductora de héroe que ha llegado del conquistador macedonio.

“Hay algo universal y atemporal” en este personaje mítico del que destaca “su carisma y belleza física”, pero en el que percibe “un lado oscuro” que se deriva, en su opinión, de una “depresión postraumática” sufrida por su temprana participación en la guerra.

Por contra, su posible faceta homosexual para Lyon “no es importante” para comprender la personalidad de Alejandro Magno.

Con un estilo ágil y un lenguaje claro y directo, Lyon, quien estudió música, filosofía y derecho antes de dedicarse a la literatura, compone por lo demás una trama por la que desfilan 47 personajes, de los cuales sólo cuatro son ficticios.

Galardonada en 2009 con el Rogers Writer’s Trust Fiction Price, esta novela Publicada en español por Roca Editorial tiene la particularidad de introducir ideas filosóficas en los diálogos y explorar cuestiones morales de eterna vigencia.

Para recrear el histórico encuentro entre el rey y el filósofo, dos inmortales, Lyon, según detalla ella misma al final del libro, ha bebido desde bibliografía clásica griega hasta las obras de Aristóteles pasando por “Fuego en el paraíso”, de Mary Renault, que califica de “excelente novela”.

Y si en la primera parte de su trilogía sobre Alejandro Magno -completada con “El muchacho persa” y “Juegos funerarios”-, Renault relataba la infancia y adolescencia del conquistador desde la perspectiva de él mismo, Lyon, por su parte, aborda la amistad que maestro y pupilo van trabando desde la intelectualidad del primero y las ansias de acción del segundo.

Por las páginas de su exitosa novela, la profesora canadiense, que está “muy contenta” de irrumpir así en el mercado hispano, repasa de forma amena las enseñanzas que Aristóteles volcó en su “Ética a Nicómaco”, uno de los primeros tratados conservados sobre ética y moral de la filosofía occidental, uno de los pilares, junto con el mensaje bíblico judeocristiano, de la cultura occidental.

Lyon, que en enero próximo cumplirá 40 años, trabaja ahora en la secuela de “El maestro de Alejandro”, la cual estará centrada en la hija de Aristóteles, Pitia, cuyo futuro el filósofo deja completamente atado en su testamento, un documento histórico con el que concluye esta primera incursión en la literatura para adultos.

Anteriormente había escrito “Oxygen”, un libro de cuentos; “The Best Thing for You”, de relatos; y “All-Season Edie”, una novela juvenil.

Notas:

Fuente: http://www.adn.es/cultura/20101213/NWS-0618-Aristoteles-Alejandro-infantil-filosofo-bipolar.html

SPAIN.  13 de diciembre de 2010

Hay 0 comentarios

February 28, 2017 - 5:53 AM: .(JavaScript must be enabled to view this email address) dice:

claro oscuro le hubiese dicho sancho a el quijote…

Deja tu comentario


¿Eres humano o robot?, escribe el código de arriba: