Contra el individualismo

Para abordar con gallardía los problemas del presente es una prueba de inteligencia recurrir a los clásicos. Lo son porque barruntaron propuestas valiosas para su época, pero también para el futuro, y por eso renunciar a su legado es no sólo lerdo, sino ineficiente, que es lo peor que puede decirse hoy en día. Es, pues, una buena noticia que Nicolás López Calera, estudioso de la filosofía de Hegel desde hace más de cuatro décadas, experto en ella, y iusfilósofo de reconocido prestigio, haya querido ofrecer al público estos Mensajes hegelianos, con la convicción de que La Filosofía del Derecho del filósofo alemán puede ayudarnos a construir el mundo del siglo XXI. Lo cual exige en primera instancia comprender a Hegel, y lo que se propone el libro es ayudar al lector a alcanzar este objetivo.


Europa (Hegel), Fotografia y hierro (107 x 107 cm), obra de Leonel Moura.

La tarea es ardua, y no sólo por la diversidad de ediciones de la obra, que López Calera presenta, no sólo por la oscuridad del lenguaje hegeliano, sino también porque las interpretaciones a las que ha dado lugar la Filosofía del Derecho no han podido ser más dispares y siguen siéndolo. Hegelianos de izquierdas y de derechas, acusaciones de estatalismo totalitario, alabanzas por su defensa de las libertades, críticas feroces por su visión de la familia o de la sociedad civil, ataques por intentar construir un sistema cerrado de la historia.

Ante este aluvión de problemas López Calera sigue el hilo conductor que el propio Hegel proporcionó a sus Principios por necesidad interna del desarrollo de la Idea de Libertad: prefacio, introducción, derecho abstracto, Moralidad y Eticidad. Aunque dando un mayor espacio al tratamiento de esta última, en la que desgrana los tres elementos hegelianos: familia, sociedad civil y Estado. Refrendar los comentarios con textos del autor es otra de las ventajas de la obra. 

Pero, ¿por qué es importante leer a Hegel? Porque la Idea de Libertad, el gran tema de la obra, no está realizada, ni lo estará nunca si no superamos al menos dos cosas: la falsa idea de que el individuo puede conquistarla en solitario, como si los seres humanos no fuéramos inevitablemente en relación, y la convicción de que en el Estado no hay nada racional, que en la comunidad política no hay tendencias racionales, que son las que hay que detectar y reforzar.

Como bien destaca López Calera, a pesar de lo mucho de discutible que hay en la obra de Hegel, su enfrentamiento con el individualismo de su época puede considerarse como un antecedente crítico contra lo que después fue el peor liberalismo. Y la convicción de que es preciso tratar de detectar en el propio tiempo qué hay ya de racional para reforzarlo en un Estado que asuma la autonomía de las personas sigue siendo valiosa.

Conocer las luces y sombras de la filosofía hegeliana de la mano de un reconocido especialista como Nicolás López Calera es en los tiempos que corren una excelente opción.

Mensajes hegelianos.
La “Filosofía del Derecho” de G.W.F. Hegel.
Nicolás López Calera.
Iustel,
Madrid, 2012.

ADELA CORTINA

Es Catedrática de Ética de la Universidad de Valencia y autora de ensayos como Ética de la razón cordial. Educar en la ciudadanía del siglo XXI (Ediciones Nobel) o Neuroética y neuropolítica: sugerencias para la educación moral (Tecnos).

Notas:

Fuente:  http://blogs.elpais.com/tormenta-de-ideas/2012/05/por-adela-cortina-para-abordar-con-gallardia-los-problemas-del-presente-es-una-prueba-de-inteligencia-recurrir-a-los-cl.html

ESPAÑA.  6 de mayo de 2012

Hay 0 comentarios

Deja tu comentario


¿Eres humano o robot?, escribe el código de arriba: