Critica consumismo y adaptacion del hombre al sistema establecido

A 113 años de su nacimiento, el filósofo y sociólogo Herbert Marcuse sigue siendo recordado como uno de los máximos representantes de la escuela de Fráncfort por su obra “El hombre unidimensional” (1964).

De origen judío, Herbert Marcuse nació el 19 de julio de 1898, en el seno de una familia acomodada, y desde muy joven se sintió interesado por la política.

Estudió filosofía en la Universidad de Berlín y en 1922 se doctoró en la Universidad de Friburgo, con una tesis sobre Friederich Hegel (1770-1831), en la cual fue asesorado por Martín Heidegger (1889-1976).

Entre sus mayores influencias destacan nombres como los de los filósofos e intelectuales Hegel, Carlos Marx (1818-1883), Wilhelm Dilthey (1833-1911), Edmund Gustav Husserl (1859-1938) y el alemán Heidegger.

En 1933 se mudó a Fráncfort, donde ingresó al Instituto de Investigaciones Sociales, dirigido en ese entonces por Max Horkheimer (1895-1973), donde colaboró con múltiples ensayos y en el desarrollo de la Teoría Crítica.

Un año más tarde y debido a su condición judía tuvo que abandonar el país, cuando los nazis tomaron el poder, y se dirigió a Estados Unidos donde adoptó esa nacionalidad.

En aquel país se reencontró con algunos de sus ex compañeros, con los cuales colaboró en la Universidad de Columbia.

Durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) colaboró con el Servicio secreto norteamericano, guiado por su compromiso político.

Después de ello, prestó sus servicios en la Universidad de Harvard la cual dejó unos años más tarde por discrepancias con los directores del Instituto.

Posteriormente impartió clases en la Brandeis University, en Boston, la cual también abandonó años más tarde tras la publicación de su obra “El hombre unidimensional”.

Dicha obra presenta a la capitalista como una sociedad en la cual el hombre ha perdido todo sentido crítico debido al consumo, lo cual lo transforma cada vez más en un ser adaptado al sistema, de ahí su actual vigencia.

Algunas de sus obras son “Razón y revolución” (1941), “Eros y civilización” (1955), “El marxismo soviético” (1958), “El hombre unidimensional” (1964) y “El final de la utopía” (1968), entre otros.

En los últimos años de su vida, Herbert Marcuse regresó a Alemania, donde murió en Stamberg, el 29 de julio de 1979, dejando como legado una extensa y fructífera obra.

Notas:

Fuente: http://www.unomasuno.com.mx/cultura/literatura/15892-unomasuno-web.html

MEXICO.  18 de julio de 2011

Hay 1 comentarios

July 22, 2011 - 6:28 AM: .(JavaScript must be enabled to view this email address) dice:

el ser humano posee apetitos que le dominan y gobiernan en la etapa primaria de la evolucion,es decir los instintos,los publicistas negociantes y vendedores,se han empeñado en conocer a fondo estos apetitos para poder manipularlos en egoistas propositos particulares,anclando al ser humano a estos instintos,desarrollando de forma exajerada su hambre por comprar y obtener productos y servicios atravez de la publicidad…

Deja tu comentario


¿Eres humano o robot?, escribe el código de arriba: