Dos biografías recuerdan a Fichte, uno de los padres del idealismo alemán

Berlín.  El 250 aniversario de Johann Gottlob Fichte, considerado uno de los padres del idealismo alemán, es aprovechado para la publicación de dos nuevas biografías de un pensador que ha sido reclamado históricamente tanto por el nacionalismo de derechas como por la izquierda en Alemania.

La derecha lo reclama ante todo por sus “Discursos a la nación alemana” (1807/1808). Del lado de la izquierda, Friedrich Engels decía que uno de los orgullos de los socialistas alemanes era ser descendientes de “Kant, Hegel y Fichte”.

Heinrich Heine, por su parte, apreciaba la crítica de Fichte a la religión y sostenía que su influencia había sido sana para la juventud.

Una de las dos biografías que han aparecido ahora, “Johann Gottlob Fichte. Ein deutscher Philosoph” (Johann Gottlob Fichte, un filósofo alemán), de Manfred Kuehn, se centra en ubicar al pensador en la historia de la filosofía alemana y lo ve como una figura de transición entre Kant y Hegel.

La otra, “Johann Gottlob Fichte. Eine Biografie” (Johann Gottlob Fichte. Una biografía), de Wilhelm Jacobs, gira sobre la propia evolución de Fichte y de su pensamiento, que arranca de su confrontación, en un principio casual, con la obra de Kant.

Fichte llegó a la filosofía no sólo por casualidad sino también por necesidad económica.

Buscando encargos como docente privado en Leipzig, un estudiante le pidió que le dictará lecciones sobre Kant y aunque no había leído una línea sobre él, Fichte aceptó y se sumergió en la obra del filósofo de Königsberg que sintió como una revelación.

“Encontré en ello una ocupación que me llenaba la cabeza y el corazón”, escribiría Fichte años después.

Jacobs sostiene en su biografía que para Fichte fue clave encontrar en la “Crítica de la razón práctica” la idea de que la voluntad es libre y de que la meta de la existencia no es la felicidad en si sino el llegar a ser dignos de ser felices.

También la idea kantiana de tomar la subjetividad como base de la reflexión filosófica es retomada por Fichte, que posteriormente la radicalizará. En todo caso, la relación con Kant sería fundamental no sólo desde el punto de vista intelectual sino también desde el punto de vista práctico.

Fichte le envió a Kant el manuscrito de su primer trabajo filosófico, “Versuch einer Kritik aller Offenbarung” (“Ensayo de crítica de toda revelación”), que fue bien recibido por quien en ese momento era la máxima figura de la filosofía alemana y que invitó al joven autor a que lo visitase en Königsberg.

Fichte, sin dinero, le pide un préstamo a Kant. Este se niega pero se muestra dispuesto a mediar para que el trabajo de Fichte lo compre una editorial.

El libro apareció en 1792 en dos ediciones: una, para Königsberg y los alrededores, que registraba a Fichte como autor y otra, para el resto de Alemania, sin mención al autor ante lo que se creyó que se trataba del largamente esperado trabajo de Kant sobre filosofía de la religión.

Kant aclaró que el autor era Fichte, lo que le impulsó a la fama y al desarrollo de su propio pensamiento a partir de la idea de que el fundamento de toda filosofía radica en el yo.

“El fundamento originario de todo lo real está en el intercambio o en la unión del yo y el no-yo”, escribe Fichte en un lenguaje que posteriormente sería objeto de caricaturas.

Dos años después de la publicación de su primer libro, Fichte es nombrado profesor en Jena donde vivió varios enfrentamientos, primero con los estudiantes, que apedrearon su casa ante las críticas del filósofo a las hermandades estudiantiles, y posteriormente con las autoridades eclesiásticas que lo acusaron de ateísmo.

En 1799 perdió su cátedra, lo que suele atribuirse a la polémica sobre el ateísmo, que afecto en esa época a un buen número de académicos alemanes. Posteriormente, volvería a ejercer de profesor en Erlangen (Baviera) y en Berlín, donde moriría en 1914.

Según algunos expertos, su análisis de la subjetividad anticipa la obra de Sartre.

Notas:

Fuente: http://noticias.lainformacion.com/religion-y-credos/filosofia/dos-biografias-recuerdan-a-fichte-uno-de-los-padres-del-idealismo-aleman_lsWAi66Zne0r5YwfMMoSj4/

19 de mayo de 2012

Hay 0 comentarios

Deja tu comentario


¿Eres humano o robot?, escribe el código de arriba: