Educación y virus

Recurrir a Aristóteles es siempre un placer. Estamos ante quien ha recibido el hombre de ‘el Filósofo’. Y como no podía ser menos, al ‘Filósofo’ le preocupaba la educación. Entre otras muchas cosas, Aristóteles destaca el carácter práctico de la misma: «Se aprende a ser bueno siéndolo, se aprende a ser virtuoso ejercitándose en estos hábitos, se aprende a ser amigo teniendo amigos, se aprende a buscar el bien común practicando el operar por ese bien». Para Aristóteles, el educador facilita este proceso disponiendo, orientando, acompañando. Disponer es fortalecer las buenas inclinaciones humanas y obstaculizar las inadecuadas; orientar es proponer fines, explicar que no parece conveniente; acompañar es vigilar, velar, querer, compartir. ¡Casi nada!

Tareas de educación que comparten padres y profesores. También la sociedad en general. ¿Se está educando en la actualidad? Parece que las autoridades del ramo están algo contentas con la mejoría, ligera, de la educación en nuestro país, según consta en los dictámenes de los expertos. Pero me vuelvo a preguntar: ¿Se está educando en nuestro país? Porque Aristóteles habla de virtud, de bondad, de amistad, de buenas inclinaciones, de bien común. Y no digo yo que no se esté poniendo esfuerzos en matemáticas, ciencias, nuevas tecnologías… Pero, ¿y en la educación de los valores?

Porque sin valores la persona se degrada, y con ella la sociedad. Porque sin valores la persona se aferra única y exclusivamente a lo material. Porque sin valores, es decir, sin educar en los valores, no puede existir regeneración en la sociedad, regeneración en todos los ámbitos. La educación es la vacuna contra los virus que invaden la sociedad, y por ende, a la persona. Habrá por tanto que cuidarla.

Notas:

Fuente:  http://www.lasprovincias.es/comunitat/opinion/201612/06/educacion-virus-20161206001430-v.html

6 de diciembre de 2016.  ESPAÑA

Hay 0 comentarios

Deja tu comentario


¿Eres humano o robot?, escribe el código de arriba: