El Congreso de Ecología se convirtió en el de teología

Juan Alberto Belloch inaugura el congreso creacionista de la Expo de Zaragoza

“Creo que la calidad de las ponencias garantiza un congreso de alto nivel”. El alcalde de Zaragoza, el socialista Juan Alberto Belloch, inauguró ayer con esta frase el Congreso Internacional sobre Ecología de la Expo Zaragoza 2008 , vituperado por la comunidad científica española por su nulo contenido científico.

Belloch, flanqueado por el cardenal vaticano Renato Raffaele Martino y el nuncio apostólico en España, Manuel Monteiro, desdeñó el aviso del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) , que la semana pasada se desvinculó del simposio, y saludó a los asistentes con entusiasmo. “Me complace especialmente participar en la inauguración del congreso”, anunció a una audiencia en la que predominaban los alzacuellos y las tocas de monja.

La Asociación Española de Ecología Terrestre fue la primera en denunciar las conferencias, al considerar “inaceptable” que se utilizara el término ecología para denominar a un congreso que, “sencillamente, no trata sobre ningún contenido propio de esta ciencia”. A pesar de las críticas recibidas, el alcalde de Zaragoza felicitó ayer a los organizadores -el Pabellón de la Santa Sede de la Expo y la Universidad San Jorge, entre otros- por abordar “la relación del hombre con el mundo desde el punto de vista medioambiental”.

Sin embargo, como advertían los auténticos ecólogos, el supuesto enfoque ecológico fue sepultado en seguida por la hermenéutica, la ontología y el logos. El Congreso Internacional de Ecología de la Expo se convirtió en un indisimulable congreso de teología.

Adán, Eva y Niestzche

El arzobispo de Zaragoza e insólito presidente del comité científico, Manuel Ureña, comenzó con un conato de homilía y se embolsó los aplausos del centenar de asistentes con sus referencias bíblicas: “El hombre de nuestro tiempo, como Adán y Eva, de la mano de Nietzsche, ha vuelto a creerse Dios”. Y buscó un subterfugio para justificar la denominación de las jornadas: “La crisis ecológica es un problema moral, así que una ecología científica se tendrá que hacer preguntas metafísicas”.

Tras Ureña hablaron durante todo el día más expertos en ecología. Giovanni Salmeri, profesor de Historia del Pensamiento Teológico en la Universidad de Roma Tor Vergata, departió, en una ponencia titulada El hombre, espíritu corpóreo en el mundo, sobre la fractura entre cuerpo y alma en la filosofía platónica y sus analogías en la obra de los que llamó “maestros de la sospecha”: Marx, Nietzsche, Freud y Wittgenstein.

Tras disertar sobre la escolástica de Tomás de Aquino, el concepto del amor del teólogo bizantino Dionisio Areopagita y las páginas “intelectualmente explosivas” escritas por la abadesa alemana Hildegard de Bingen en el siglo XII, Salmeri reflexionó sobre el pene: “El órgano sexual masculino es el único órgano externo que no tiene control humano; incluso parece que tiene vida propia”.

El Congreso Internacional de Ecología, incluido en la Tribuna del Agua -un espacio teóricamente dedicado al debate sobre el agua y la sostenibilidad-, siguió con las charlas de los sacerdotes Santiago García Acuña y Pablo Domínguez, que fue el primero en tocar el tema más polémico en la semana previa al simposio: el creacionismo.

El teólogo tomó prestado el título de un aguafuerte del pintor Francisco de Goya y aseguró que “el hombre que no sitúa a Dios, al Creador, en su justo lugar, puede incurrir en un nefando sueño de la razón que produce muchísimos monstruos”. Según Domínguez, la creación divina del Universo encaja “magníficamente” con la Teoría de la Evolución de Darwin y “lo que no encaja es la evolución sin la creación”. “La evolución muestra al Dios Creador mismo”, concluyó.

Hoy y mañana continuarán las conferencias sobre ecología versión vaticana en la sala CAI de la capital aragonesa.

Notas:

http://www.publico.es/ciencias/133570/la/teoria/evolucion/muestra/dios/creador

by gore ecológico

Hay 0 comentarios

Deja tu comentario


¿Eres humano o robot?, escribe el código de arriba: