En el mundo empresario, aumentó la demanda de licenciados en Filosofía

Los profesionales son requeridos para estar a cargo de grupos humanos, informaron autoridades académicas.

“Estudiar filosofía es para intelectuales”, suele escucharse habitualmente. Sin embargo, en los últimos tres años la Licenciatura en Filosofía que dicta la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) incrementó el número de interesados en acceder a sus clases.

Filosofía era una carrera de pocos estudiantes. “Normalmente ingresaban 20 o 25 alumnos”, contó Liliana Palacios de Cosiansi, secretaria académica de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNT. Este año, 87 estudiantes se preinscribieron para cursar Licenciatura en Filosofía y 34 completaron el trámite.

“Todavía tenemos un mes de inscripción. Ocho chicos completaron los papeles para el profesorado”,

expresó Cosiansi. De esta manera, la carrera tendrá un 50% más de inscriptos que en 2008.

Tendencia mundial

La decana de la Facultad, Elena Rojas Mayer, dijo que el crecimiento responde al requerimiento de empresas privadas por tener licenciados en filosofía a cargo de grupos humanos. “A simple vista no parece importante el conocimiento filosófico para estos temas, pero lo es”, agregó Rojas. Según Griselda Barale, profesora de la facultad, la tendencia es mundial. “Conozco casos de egresados de la facultad que trabajan en empresas españolas”, aseveró.

“La labor del filósofo es como la del jugador de ajedrez. Significa no sólo saber las reglas y mover las piezas. Toma una posición y una mirada de la totalidad del tablero. De esta manera puede anticiparse a las jugadas y a lo que está pasando. Esa capacidad de una mirada perspicaz es la que define al filósofo”, graficó Barale. La doctora en filosofía considera que la complejidad del mundo actual requiere de esa mirada totalizadora que relacione las cosas que tradicionalmente no tienen relación. “Nuestros egresados no se preparan específicamente para esto. Pero la reflexión filosófica, que tiende a mirar la totalidad, se adapta a las actuales circunstancias”, dijo.

Barale afirma que una característica distintiva de los estudiantes de la licenciatura, es que esta constituye la segunda carrera que eligen. “Terminan una carrera y comienzan a estudiar filosofía”, aseguró. Además de profesionales, gente mayor o jubilada también inician sus estudios en esta área.

“Es una deuda pendiente. No estudiaron la carrera por cuestiones laborales o porque sus padres los motivaron a estudiar una carrera más segura en términos económicos. Para otros, en sus carreras tuvieron materias que rozan con la filosofía y ahora quieren afianzarlas”, sostuvo.

Estimulación


Estudiantes del nivel medio de todo el país participan desde 2005 en las Olimpíadas de Filosofía que organiza el Ministerio de Educación de la Nación y la UNT. “Esto incentiva mucho el estudio de esta carrera”, afirmó Rojas. “Las olimpíadas fueron realizadas con mucha seriedad. Los jóvenes se conectan con el mundo del pensar. Esto ayuda a fundamentar las ideas, que da seguridad y hace saber al chico dónde está parado. Es un mundo exquisito y gozoso. Eso es muy bueno”, añadió Barale.

La vicedecana Judith Casali de Babot agregó que los jóvenes ingresan buscando respuestas de tipo existencial.

“Existe una inseguridad, una inestabilidad de dónde están ubicados. Y creen que la filosofía puede darles la respuesta”, afirmó.

Notas:

Fuente: http://www.lagaceta.com.ar/nota/316119/Informacion_General/el_mundo_empresario_aumento_demanda_licenciados_Filosofia.html

Tucumán, Argentina. Miércoles 4 de Marzo de 2009

Hay 0 comentarios

Deja tu comentario


¿Eres humano o robot?, escribe el código de arriba: