ENTREVISTA A A. CATURELLI “Hay más universidades, pero descendió el nivel”

Según el investigador cordobés la cultura argentina iluminaba al mundo en los 50. El miembro titular de la Academia Pontificia Pro Vita dictará la charla magistral de las Jornadas Nacionales de los Tomistas.

“La Argentina era entonces como un foco. Su cultura iluminaba al mundo. Cuando vine por primera vez a Tucumán, en la década del 50, Sisto Terán publicaba sus libros y daba conferencias. Había un movimiento cultural extraordinario en Tucumán, en Mendoza, en Buenos Aires, en Salta. A algunos les decían francotiradores, pero todos convergían de algún modo, y fueron objetos del estudio que hice, no sólo desde 1.600 y de todos los manuscritos que tuve que ver del siete al 18, sino también de los contemporáneos. Y lo que noto es una decadencia lamentable”, dijo a LA GACETA el doctor en Filosofía Alberto Caturelli, que a las 11.30, dictará la charla magistral de las VI Jornadas Nacionales de la Sociedad Internacional Tomás de Aquino (SITA), que desde el jueves se desarrollan en salones de la Iglesia Catedral, 24 de Septiembre 416.

El teólogo cordobés, que nació en Villa del Arroyito de “La Docta”, también es investigador superior del Conicet y desde 1996 se desempeña como miembro titular de la Academia Pontificia Pro Vita, mediante una designación especial de Juan Pablo II. Conoció al Papa Wojtyla cuando era arzobispo en Varsovia.

“En 2001 publiqué la Historia de la teología en Argentina, que son 1.500 páginas, y tres volúmenes de la filosofía argentina. Si ahora alguien, o usted, me dijese que edite una segunda edición tendría la pena de decirle que no tengo casi nada que agregar. Es decir que no se hizo nada. Creció el número de universidades pero bajó el nivel académico en forma increíble. Sé que es un fenómeno mundial, porque anduve un poco por el mundo, y ello se nota”, dijo el autor de más de 30 libros sobre filosofía, teología y metafísica del cristianismo.

Caturelli, que es doctor honoris causa de varias universidades nacionales y extranjeras, está casado con otra destacada doctora en filosofía oriunda de Córdoba, Celia Galíndez, quien lo acompaña en todos sus viajes.

“El decano de la Facultad de Filosofía de Colombia, me dijo una vez ‘la Argentina es otra cosa, por su cultura y diversidad’. ‘No es tan así. ya hay que rehacerlo todo’, le dije. Pero él me replicó:
‘yo enseño con sus libros’. ‘Lo suyo es una grave falta’ le apunté”, recordó el erudito de 81 años que hoy disertará sobre “La filosofía cristiana: única estricta filosofía”.

Notas:

Fuente: http://www.lagaceta.com.ar/nota/280726/Informacion_General/%E2%80%9CHay_mas_universidades_pero_descendio_nivel_academico%E2%80%9D.html

Sábado 12 de Julio de 2008

Hay 0 comentarios

Deja tu comentario


¿Eres humano o robot?, escribe el código de arriba: