España es uno de los países europeos con mayores infracciones deontológicas

El catedrático de Filosofía del Derecho Moral y Política de la Universidad Complutense de Madrid Manuel Núñez Encabo ha destacado hoy que España es uno de los países europeos en los que existen “las mayores infracciones deontológicas” * en cuanto al ejercicio del periodismo.

Núñez Encabo ha hecho estas afirmaciones en la Universidad de Alicante, donde ha pronunciado la ponencia “Imagen, deontología y comunicación de la crisis” en el marco del curso “Periodismo en tiempos de crisis”, organizado por la Universidad de Verano Rafael Altamira.

El catedrático, también miembro del Comité de Quejas y Deontología de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) y uno de los redactores del Código Europeo de Deontología del Periodismo, ha opinado que, “quizá, el periodismo es la profesión más complicada” desde el punto de vista ético.

En relación a los conflictos deontológicos que se plantean en la profesión periodística al informar de la crisis económica, Núñez Encabo ha señalado que el punto de partida está en “diferenciar el mensaje del mensajero”.

En este sentido, ha manifestado que los periodistas no deben considerarse “protagonistas” de la actual situación económica, puesto que “ni son la crisis, ni los causantes, ni los que la resolverán”.

Además, ha insistido en que los medios de comunicación deben asegurar que “la transmisión de la información sea veraz” y que su trabajo se desarrolle de manera independiente a los poderes político y económico.

“Esta connivencia (entre periodismo y poderes político y económico) impide la imparcialidad”, según el ponente.

No obstante, Núñez Encabo se ha mostrado partidario de que el periodista emita sus opiniones y sus juicios subjetivos acerca de la realidad, pero siempre diferenciados de la información, lo que ha considerado “una cuestión clave del periodismo”.

“Las opiniones deber ser libres, basadas en ideas de valores subjetivos, pero no deben servir para negar los hechos ni son ilimitadas”, ha añadido al recordar que los juicios de valor no pueden suponer el insulto o la atribución de un delito a un tercero.
Además, los medios de comunicación deben analizar “cómo afecta la crisis a los ciudadanos, a los intereses individuales”, al tiempo que tienen que “posicionarse” sobre la situación económica y financiera a través de los géneros de opinión, como el editorial.

Para que el cumplimiento de los códigos deontológicos sea efectivo, Núñez Encabo ha abogado por que éstos se hagan públicos y por que exista un comité “independiente de los medios de comunicación y periodistas que garantice el cumplimiento de la ética”.

El catedrático también ha señalado que el derecho “no está adaptado a las funciones del periodismo”, por lo que ha opinado que el “método jurídico no es el adecuado” para resolver los conflictos que se plantean en el ejercicio del periodismo.

Así, ha expuesto que “se necesita un máximo ético y un mínimo jurídico” que incluya la asunción voluntaria por parte de los periodistas de los códigos deontológicos. EFE

Notas:

Fuente: http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=66827

San Vicente del Raspeig (Alicante) Spain.  30 de julio de 2009.

*Deontología ÉTIC.

Del griego, deontos, lo necesario, lo que debe hacerse, logos, tratado: tratado sobre lo obligatorio, lo normativo, o tratado sobre los deberes de una profesión. En sentido amplio, derivado de su etimología, significa la ética o la moral… [Diccionario de filosofía en CD-ROM. Copyright © 1996. Empresa Editorial Herder S.A., Barcelona. Todos los derechos reservados. ISBN 84-254-1991-3. Autores: Jordi Cortés Morató y Antoni Martínez Riu].

Hay 1 comentarios

August 01, 2009 - 6:09 AM: Dante Gumiel dice:

El trabajo del periodista tiene que especializarse. Existen sectores que todavía no han llegado al grado de transparencia que desde todos los puntos de vista deberían ostentar. Por ejemplo el sector financiero, la burocracia internacional y la industria de armas. Es necesario establecer medidas globales para los problemas más importantes. Por ejemplo, la ineficiencia de la burocracia internacional podría medirse por la magnitud de la pobreza y el hambre de una porción de la humanidad. Los conflictos bélicos deberían atribuirse a la ineficiencia del sistema diplomático internacional. Aunque estas medidas no pueden ser exactas ni absolutas, su presencia emparejada puede ayudar a establecer permanentemente las responsabilidades cotidianas que pesan sobre las funciones de las respectivas instituciones.

Deja tu comentario


¿Eres humano o robot?, escribe el código de arriba: