‘Filoficciones’

Sigue el ‘boom’ editorial de los tomos divulgativos de filosofía y cine o televisión

Más de 400 años antes de Jesucristo, parece que Sócrates ya usaba eso de la filosofía pop, o con vocación popular. Fue él el primer filósofo occidental en emplear ejemplos del arte, el deporte y la música para atraer la atención de los que escuchaban.

Sin embargo, el mercado editorial español ha potenciado esa idea más que nunca en el último año. Todo arrancó con el éxito de La filosofía y los Simpson, que editó Blackie Books. También con Los Soprano forever, de Errata Naturae. La aceptación de esos dos volúmenes, y el clima de discusiones metafísicas al calor de finales como el de Perdidos, se ha traducido en posteriores lanzamientos. Es el caso de, incidiendo en el tema de ese segundo libro, Los Soprano y la filosofía, editado por Ariel y firmado por Richard Green y Peter Vernezze.

Porque una de las frases más lúcidas del sobrino de Tony Soprano, Cristopher Moltisanti,“La jodida monotonía de la vida es demasiado jodida para mí”, tiene un calado parecido a cualquier refinada observación de Sartre.
Y aunque Tony observe que ha vivido en Nueva Jersey toda su vida, su personaje gigantesco de ecos shakesperianos y perfil maquiavélico tiene, a ojos de su psiquiatra, la doctora Melphi, puntos de pensamiento oriental. Y algo tan complejo como el subjetivismo ético se puede resumir en este diálogo: Tony le dice a Paulie que si se comiera ese bistec de ternera en la India, iría al infierno; éste le responde que no está en la India y Tony apostilla que “nada de esta mierda sirve de nada”. Nada es bueno o malo.

Tony vive varado entre su megalomanía sádica y su sensación de payaso triste en una corte que no le satisface. Ha leído un resumen de Maquiavelo, pero le gusta mucho más El arte de la guerra, de Sun Tzu.

El subjetivismo moral, la necesidad y la náusea ante la sangre a partes iguales forma parte también del ADN de otra de las mejores series de la historia, The Wire. Errata Naturae edita jugosos artículos sobre la imposibilidad del triunfo del bien y explica los dilemas de calado ético de personajes como Omar Little, el Robin Hood sanguinario, con metralleta y con la cara atravesada por una cicatriz, de la serie.
Pensadores como Slavoj Zizek y usaron el cine al servicio de los dilemas filosóficos en su Guía de cine para pervertidos. Ahora Ariel lanza El señor de los anillos y la filosofía. Un imaginario poblado de esas cuestiones. La fundamental: si un ser humano o un hobbit poseyera un anillo de poder, ¿elegiría una vida moral?

Notas:

Fuente: http://www.adn.es/cultura/20100704/NWS-0584-filosofia-pop-cine-series.html

SPAIN.  4 de julio de 2010

Hay 2 comentarios

July 06, 2010 - 10:44 PM: Antonio Corredor dice:

Coca-cola light, malboro bajo en nicotina…y estos libros.

July 07, 2010 - 4:52 PM: .(JavaScript must be enabled to view this email address) dice:

No se si estas ediciones sirven para acercar a las personas que piensan lo que les dice la TV al mundo de pensar por uno mismo o, por el contrario, reafirma sus sensaciones de que si no aparece en la TV no sirve para nada.

No es que no haya obras artísticas que no tengan un contenido filosófico muy evidente (Blade Runner por ejemplo), solo que, como dice Corredor, se me hace una versión bajas calorías de una torta de chocolate, o un porro de marihuana mezclada con lechuga que apenas te hace efecto, o el sexo siempre con la misma persona y de la misma forma. Prefiero que no me hagan creer que el chocolate, las drogas y el sexo son eso, en ese caso mejor me quedo mirando TV.

Deja tu comentario


¿Eres humano o robot?, escribe el código de arriba: