Filosofia y vida intelectual. Textos fundamentales.

El profesor Carlos Gómez nos ofrece en este volumen una espléndida selección de los textos fundamentales que configuran el corpus de la figura más emblemática de la intelectualidad post franquista: José Luis López Aranguren.

Cómo no evocar su figura en este presente calamitoso para el Estado de derecho del bienestar: la inquebrantable energía moral que emanaba de unos convencimientos que hoy nos parecerían un tanto ingenuos, sostenidos desde el aura de un hombre pacífico y venerable represaliado por la Dictadura, con su permanente aspecto mezcla de bohemio disidente y sabio despistado. La publicación de este compendio denota tal vez la preocupación de los editores por un paulatino oscurecimiento del prestigio intelectual del otrora reverenciado autor, e invita a pensar en las raíces de esta pronunciada fluctuación de su reconocimiento. En todo caso, al mostrar las líneas de fuerza del pensamiento de Aranguren a través de sus mismos textos, quizá consigan remitir al estudio de las Obras completas del autor (o disuadir definitivamente al lector de tal intento sistemático).

Y es que aquí nos encontramos con un variopinto panorama biográfico-teórico: una Ética (la pieza más celebrada de Aranguren) basada en la conexión (o cortocircuito) del existencialismo y la creencia religiosa cristiana, a través de la terminología acuñada por Ortega y Zubiri. Pero también el horizonte utópico-crítico que Aranguren llamaba “moralización política”, que invoca a la par a la inteligencia práctica y al talante moral para atreverse a crear nuevas pautas de comportamiento, en clara referencia al espíritu de “revolución cultural” de los años 60, en Berkeley, París y… Madrid. Una exigencia ética que el profesor mantuvo hasta el final, y que se cifraba en el llamamiento a la conquista de una radical democracia participativa, una “democracia como moral”.

Sin embargo, parecería que el autor solo lograba hallar vigor para este pronunciamiento desde una ininterrumpida desvinculación política (arropada por una incertidumbre metafísica por el destino individual y colectivo), que le permitía flotar libremente por encima de los más tenebrosos años de la Dictadura así como por los agitados años de la Transición (en los que solía calificarse a sí mismo, con mesiánico gesto, de “libertador de la juventud”).

En esta discutible ambivalencia parece haberse instalado, últimamente, el recuerdo de la figura del pensador vasco-abulense; y la selección de fragmentos que aquí se nos ofrece no despeja en absoluto la ambigüedad de estos perfiles. Parece que Aranguren gustaba definirse como “texto vivo” (figura tomada de la tradición heterodoxa de la Universidad española). A los editores les ha concernido la misión de proporcionar nueva vida a los escritos del autor. Pero en el trayecto que nos separa de su momento más influyente, crece la sospecha de que nuestro tiempo ha consumido los puntos de engarce por los que ese texto podría reincorporarse como interlocutor propicio para la constitución de una democracia republicana global secularmente plena (o plenamente secularizada), tal como, por ejemplo, la concebía Kant. No es un detalle menor que López Aranguren permaneciera fiel, a través de toda la diversidad de intereses que su obra manifiesta, en el menosprecio a la ética kantiana, de la que tan necesitados estamos hoy día.

Filosofía y vida intelectual. Textos fundamentales
Edición de Carlos Gómez.
Trotta/UNED.
Madrid, 2010.
432 páginas.
28 €

Notas:

Fuente: http://www.elimparcial.es/libros/jose-luis-lopez-aranguren-ifilosofia-y-vida-intelectual-textos-fundamentalesi—79573.html

SPAIN.  28 de febrero de 2011

Hay 0 comentarios

Deja tu comentario


¿Eres humano o robot?, escribe el código de arriba: