Francesc Torralba: «Quien no acepta la muerte, tampoco afronta la vida»

Hay una edad en que la muerte es más cercana, cuando uno ya ha asistido a los funerales de sus compañeros de colegio y hay seres queridos que empiezan a desaparecer. El reconocido filósofo y ensayista Francesc Torralba, reflexionó sobre ello en el libro Plantar cara a la mort. Esta tarde será el invitado del ciclo Aproximaciones entorno a la muerte, que organiza Serveis Funeraris de Barcelona.

-¿Por qué pensar en la muerte? -Quizá va ligado a determinada edad. Yo tengo 43 años y tengo amigos y gente querida que ya no están. Cuando la muerte nos toca de cerca, surge la reflexión, aunque algunos se olviden inmediatamente. Pero ser consciente de la muerte, de que cada momento puede ser el último, te hace vivir con más intensidad.

-¿Qué propone?

-Para algunos será trabajar más, para otros leer determinados libros o disfrutar más de una conversación. Lo que no es saludable es ignorar la muerte. Quien no acepta la muerte, tampoco afronta la vida.

-¿Cree que es general?

-Vivimos en un mundo ultratecnológico y pesamos que podemos vivir eternamente, que podemos controlarlo todo. No hemos asumido el tema de la muerte. Nos refugiamos en la negación.

-¿Ha dicho que la muerte es más tabú que el sexo?

-Lo dicen también Phillippe Ariés o Norberto Elías. En la sociedad occidental lo es. No puede ser que un universitario que ha acabado la carrera no haya visto nunca un cadáver. Nunca hablamos de la muerte a los niños.

-¿Los niños deberían volver a los entierros?

-Ellos tienen más capacidad para asumir la muerte con tranquilidad que los adultos. Nosotros estamos más enraizados a la vida y tenemos más vínculos. El adulto siempre tiene la sensación de que le quedan más cosas por hacer.

-¿Pero un niño puede entender?

-Probablemente, le preguntará a su madre o a su padre. Por lo general, habrá quien no sea capaz de explicar nada, que no tenga un relato, o bien tendrá una biblioteca de relatos: la muerte según los egipcios, budistas o católicos. Los padres pueden explicar todos ellos, pero ninguno es el suyo.

-¿Y…?-Las explicaciones sobre la muerte se han convertido en curiosidades intelectuales, en productos comerciales. Si va a una librería encontrará relatos sobre la muerte de todo tipo. No hay certezas.

-¿Consecuencia del agnosticismo creciente?
-Antes había un gran relato sobre la muerte, nunca demostrado científicamente pero al que podíamos agarrarnos. Mi abuela tenía una certeza de lo que le ocurriría al morir, un relato de ultratumba tipo Divina Comedia en el que había un paraíso y un infierno, o un sistema para contar los pecados.

-¿Ha encontrado su relato?

-Me he vuelto más selectivo. Sé que no tengo todo el tiempo del mundo y procuro escoger.

Notas:

Fuente: http://www.elperiodico.com/es/noticias/agenda/20100914/francesc-torralba-quien-acepta-muerte-tampoco-afronta-vida/477974.shtml

SPAIN.  14 de septiembre de 2010

Hay 0 comentarios

Deja tu comentario


¿Eres humano o robot?, escribe el código de arriba: