Gustavo Bueno: «Es difícil que un filósofo joven diga algo interesante»

A sus 85 años Gustavo Bueno continúa siendo un referente del pensamiento filosófico a través de innumerables artículos y libros. Padre del materialismo filosófico, dice que no se siente «ni joven ni viejo porque no he tenido tiempo de pensar en ello».

Y adjudica su longevidad y el envidiable estado en el que conserva facultades físicas y cognitivas a la gracia biológica: «Ya lo dicen los biólogos. Nuestra longevidad depende de los cromosomas, de los telómeros. Si no te pilla por ahí un accidente o una enfermedad, la edad es cuestión de herencia genética». Así despacha el filósofo la cuestión, aunque admite que «el único problema que tengo es que ya no puedo hacer los planes que hacía. La vida es breve; el arte, largo, y ahora no me planteo más que proyectos que pueda llevar a cabo y para ello suelo ponerme un límite de diez años».

Respecto a si la experiencia da la sabiduría, el profesor lo tiene claro y asegura que «todo depende. Ya decía Lenin que «ochenta años de estupidez no justifican a un hombre».

Pero existen excepciones y Bueno ilustra con ejemplos como los de Platón y Bertrand Russell «que con edades muy avanzadas mantuvieron su lucidez», o a jóvenes geniales como Mozart y Chopin «cuyos treinta años valen mucho más que los ochenta de algunos». El asunto también tiene una lectura dependiendo de la actividad a la que se dedique cada individuo: «Los matemáticos y físicos tienen las mejores ideas de forma prematura; mientras que es difícil que un filósofo joven diga algo interesante en Filosofía».

Notas:

Fuente: http://www.elcomerciodigital.com/20091116/sociedad/gustavo-bueno-dificil-filosofo-20091116.html

SPAIN. 16 de noviembre de 2009

Hay 0 comentarios

Deja tu comentario


¿Eres humano o robot?, escribe el código de arriba: