Jacques Lacan

Este 13 de abril se cumplen 110 años del nacimiento de quien sería el reformador más influyente del psicoanálisis

Un 13 de Abril de 1901 nace Lacan en Paris, sus padres Emilie Baudry y Alfred Lacan eran típicos representantes de la religiosa burguesía parisina.

Fue uno de los cuatro hijos del matrimonio. Durante la primer guerra mundial, el colegio al que asistía se transformó en una especie de hospital de campaña, y es probable que esta experiencia haya arraigado en él el deseo futuro de una carrera médica.

La agitada vida intelectual de su época, en la que figuras como André Breton, André Gide, Jules Romains, James Joyce atraían cada vez más su atención, es vivida por él de forma tal que rechaza los valores familiares y cristianos en los que había sido educado.

En 1929, sufre una profunda decepción por la partida de su hermano Marc hacia la Abadía de Hautecombe. Había decidido ordenarse sacerdote y Jacques, quien siempre había sido su protector, no había podido evitarlo.

Al iniciar su carrera médica, las ideas de Freud estaban ganando cada vez más espacio dentro del pensamiento francés.

Se había creado la revista l’Evolution Psichiatrique y había sido fundada, el mismo día en que Lacan hacía su primera presentación de enfermo como médico neurólogo, la Sociedad de Psicoanálisis de Paris (SPP).

Por otro lado, la literatura también había acogido con entusiasmo la nueva concepción de la sexualidad humana que provenía del psicoanálisis.

Entre 1927 y 1931 realizó los estudios necesarios para la especialización en psiquiatría. De esta época resaltan sus contactos con Henri Ey, Pierre Mâle y otras figuras de aquel entonces. Tres maestros que dejaron su impronta en él fueron Georges Dumas, Henri Claude y G.Clérembault.

En junio de 1932 empieza su análisis con Rudolph Loewenstein, quien por aquellos tiempos era considerado como el mejor analista didáctico de la SPP.

Este único paso de Lacan por una experiencia psicoanalítica en la que ocupara el lugar del analizando, finalizaría abrupta y violentamente seis años más tarde.

En realidad, se presume que las razones que lo llevaron a Lacan a analizarse con Loewenstein fueron más políticas que científicas, transformándose así la cura en algo más parecido a un requisito que sabía indispensable si quería ocupar posiciones de mayor nivel dentro de la SPP.

En alguna ocasión se ocupó de manifestar que, en verdad, Loewenstein no era lo suficientemente inteligente para analizarlo a él. Por su lado, tampoco Loewenstein se privó de comentar entre sus allegados que Lacan era inanalizable.

Luego de algunas relaciones amorosas vacilantes, en 1934 contrae matrimonio con Marie Louise Blondin, quien era hermana de un antiguo compañero de estudios de Lacan, al que éste admiraba profundamente.

De la unión nacieron tres hijos: Caroline (1936), Thibaut (1938) y Sibylle (1940). La paternidad no afectaría. sin embargo, el tiempo que dedicaba a sus trabajos y la divulgación de los mismos.

En 1941 se divorcia de M.L.Blondin y se une con Sylvia Bataille, ex-esposa de Georges, con quien tiene una hija: Judith Sophie (1941).

Curiosamente, el creador del nombre del padre, no pudo darle el suyo a esta nueva hija, por cuanto la ley francesa se lo prohibía por no estar oficialmente divorciado hasta entonces de su primera esposa, y la niña fue inscripta como Judith Sophie Bataille

En 1934 pasa a ser miembro adherente de la SPP. Asiste al congreso de la Asociación Internacional de Psicoanalisis en Marienbad, donde presenta su trabajo sobre el estadio del espejo (1936).

Lacan consigue, finalmente en 1938, ser nombrado titular de la SPP, luego de ejercer presión para que no se tuviera en cuenta algunas opiniones desfavorbles a su candidatura, entre ellas las de Loewenstein.
Bajo la consigna de un retorno a Freud, replanteó conceptos psicoanalíticos a través del estructuralismo y la linguística, lo que marca la influencia de Saussure y de la antropología de Lévi-Strauss en su obra.

Asimismo, fueron muy importantes para las teorías que desarrolló de las lecturas de Husserl, Nietzche, Hegel y Heidegger. Podría decirse que Lacan leyó a Freud desde una exterioridad: psiquiatría, surrealismo y filosofía.

A partir del interés común por la obra de Hegel, comienza una amistad con Georges Bataille, de quien toma su interés por Sade, sus reflexiones sobre lo imposible y sobre la heterología, de donde toma el concepto de “real”, concebido primero como “resto” y después como “imposible”.

La concepción lacaniana del inconsciente como estructura también esta teñida de la influencia de la obra de Lévi-Strauss. Por otro lado, los lazos que Lacan establece con Koyré, Kojève, Corbin, Heidegger, Hyppolite, Ricoeur, Althusser y Derrida, muestran que para él todo cuestionamiento del freudianismo debía pasar por una interrogación de tipo filosófico.

Lacan reinterpreta el inconsciente freudiano, ya que muestra al sujeto dividido por su propio discurso, de esta forma remite el inconsciente a la estructura del lenguaje, en síntesis al significante.

Así en Lacan hay un doble origen en la división del sujeto, división debida a la incidencia del significante en el deseo y la debida a la pulsión sexual, concepto éste netamente freudiano.

Dice Lacan: “es el reconocimiento de la pulsión lo que permite construir con certeza el funcionamiento llamado por mí de división del sujeto o de alienación.”(Seminario XI).

Kojève fue quien particularmente influenció grandemente a Lacan…Kojiève le señala que todo el arte de Platón consistía en su modo de ocultar lo que pensaba así como en su modo de revelarlo, de esa forma él mostraba a su interlocutor, su propio procedimiento filosófico: un texto no es más que la historia de su interpretación.

En relación a Heidegger, Lacan entrará en contacto por primera vez con su obra después de 1933, cuando comienza a asistir al seminario de Kojève sobre La Fenomenología del espíritu de Hegel compartiendo con Alexandre Koyré y Henry Corbin el grupo de la École Pratique des Hautes Études y de la Revista Recherches filosophiques.

Con Heidegger se trata de colocar en el núcleo de la filosofía, la condición de desgarramiento, de fisura, de carencia y de su ser para la muerte.

DIMISIONES, EXPULSIONES

La notoriedad que le proporcionó la frecuentación del medio intelectual parisino había aportado a Lacan una pequeña clientela privada, pero hasta 1947 no recibió demasiados pedidos de análisis didácticos. Fue el médico personal de Picasso.

En 1953 presenta su dimisión a la SPP. Las nuevas formulaciones que había introducido, en particular las relativas a la práctica de la cura, hicieron que los sectores más ortodoxos de la SPP lo acusaran de sembrar la discordia en la institución y la rebelión en los que eran sus alumnos.

En 1963 fue expulsado de la Asociacion Internacional De Psicoanalisis (AIP), y un año más tarde fundó la Escuela Freudiana de París, junto a Dolto, Leclaire, Octave y Maud Mannoni.

Su objetivo, según sus propias palabras, era la restauración de la verdad en el campo abierto por Freud, denunciando las desviaciones que obstaculizaban su progreso. Para ello, decía, estaban habilitados de participar únicamente aquellos que se habían formado con él. El nuevo grupo estuvo compuesto inicialmente por 134 miembros, la mayoría de los cuales había pertenecido a la SFP.

Recién en 1966 escribe su primer libro —tenía 65 años de edad— “Los escrito” que surgieron también de su Seminario dictado en el anfiteatro del Hospital Saint - Anne el que se desarrolló desde el año 1953 al 63.

A partir del año 1963 y a raíz de la expulsión que sufre por parte de la IPA y por la intervención de Althusser su Seminario comienza a desarrollarse en la Escuela Normal Superior de Paris.

Funda el 27 de Junio de 1964 su propia escuela, La Escuela Freudiana de París, abriéndola a los no analistas. Algunos alumnos de la Escuela Normal, para adherirse se reunieron en un cartel cuyo tema era “Teoría del Discurso”

Su trabajo cotidiano fue siempre el psicoanálisis que solo será interrumpido con su muerte el 9 de septiembre de 1981.

Paradójicamente, la razón de su posterior disolución quizás haya estado en su éxito: a partir de 1966 comenzó un proceso de masificación incontrolable, que produjo un abultado incremento en el número de miembros, que para 1979 eran ya 609.

Esto no era precisamente lo deseable para una institución que se había propuesto ser una república de las elites. Fue en este período que Lacan propuso el pase como nueva forma de acceder al título de didáctico, sosteniendo aquello de que el psicoanalista no se autoriza sino en sí mismo.

En 1978 sufre un grave accidente automovilístico que aceleró su declive físico e intelectual. En 1980,  disuelve en la escuela y funda la Causa Freudiana, que luego sería la Escuela de la Causa Freudiana.

En estas últimas disoluciones y fundaciones ya no actúa sólo, sino que su yerno J.A.Miller es quien toma la posta con su consentimiento.

En esos tiempos todavía daba algunos seminarios, pero sin el despliegue que tanto lo había caracterizado y que tan profunda fascinación provocaba en su auditorio. Padecía una patología vascular muy lenta en su evolución, pero de origen claramente cerebral. Además, desde 1980 se le había declarado un cáncer de colon.

Falleció el 9 de septiembre de 1981 en París. 

Notas:

Fuente:  http://www.talcualdigital.com/Protagonistas/Viewer.aspx?id=51313# 

13 de abril de 2011

Hay 0 comentarios

Deja tu comentario


¿Eres humano o robot?, escribe el código de arriba: