La cosmología allana el camino entre la física y la filosofía

La Universidad de Verano de Adeje acoge esta semana la propuesta ‘La cosmología en el siglo XXI: entre la física y la filosofía’, a cargo del astrofísico Antonio Aparicio, profesor de la Universidad de La Laguna y miembro del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC). Este curso pone en relación la filosofía y la física, “algo nada habitual en los actuales planes de estudios universitarios”, explica su director. Se trata de hacer una discusión de la física, teniendo como punto de vista la filosofía, y viceversa. La cosmología es una rama de la física, pero que admite especulaciones sobre el sentido de las cosas, “lo que facilita esa comunicación entre estas dos disciplinas”.

Por más que investiguemos sobre cómo es el mundo, la pregunta fundamental sobre nuestro origen sigue siendo una incógnita, a la par que una cuestión eminentemente filosófica. Los filósofos han ahondado en el origen del Universo, sin encontrar, a juicio de los físicos, nada concluyente. Por otro lado, la percepción de los filósofos es que los físicos se dedican a describir el Universo, pero las preguntas básicas sobre su origen siguen abiertas.

Aparicio, que es astrofísico pero también en la actualidad estudiante de Filosofía en la Universidad de La Laguna, y por tanto sabedor de estos dos mundos, afirma que existe un desconocimiento bastante grande de una disciplina a la otra y viceversa. “Hay muchos físicos que creen que la especulación filosófica no vale para nada, y muchos filósofos convencidos de que la mera descripción física es insuficiente”.

“Unos y otros se equivocan”, apunta Aparicio. Él sostiene que la descripción objetiva de lo que son las cosas es imprescindible para plantear otro tipo de disquisiciones, pero al mismo tiempo pensar que las únicas preguntas válidas son las que pueden resolverse mediante una base empírica resulta también equivocado.

El curso de esta semana de la Universidad de Verano de Adeje aborda asimismo teorías alternativas sobre cosmología que, al no tener un carácter tan experimental como otras ramas de la física, permite una amplia variedad de explicaciones. “Muchas respuestas tienen un componente especulativo, lo que hace que las teorías no sean tan firmes como debieran, y esto da juego a la búsqueda de nuevas hipótesis”.

En el curso se presenta la teoría del Big-bang, el esquema comúnmente aceptado en la actualidad sobre el origen del Universo. El Big-bang tiene varios elementos clave que lo sustentan: incluye la expansión del Universo, que se observa mediante la recesión de las galaxias. Por otra parte, explica de forma natural la proporción entre Hidrógeno y Helio, los dos elementos químicos principales que se forman en las fases iniciales del Universo. Finalmente, predice la existencia de una radiación extremadamente fría que llena todo el Universo y que es lo que conocemos como fondo cósmico de microondas.

Sin embargo, el modelo cosmológico estándar presenta una serie de graves dificultades, en cuya solución se está trabajando intensamente, pero que permite también la duda sobre la validez de todo el modelo. Por ejemplo, las soluciones vigentes implican que conocemos sólo el 4% de la masa del Universo, que hay un campo completamente desconocido que produce una expansión acelerada, “o que en las primerísimas fases de la evolución del Universo ha de haber una expansión extremadamente rápida, a la que denominamos inflación y de la que no sabemos prácticamente nada”.

La cosmología en la astrofísica

La cosmología es una de las líneas de investigación más importantes de la astrofísica, “y quizá esté magnificada por el interés de los medios de comunicación”, puntualiza Aparicio, quien señala otras líneas igualmente trascendentes de la física como la física de las estrellas, los planetas extrasolares, la física de la materia interestelar o la física de las galaxias.

El reto de la cosmología del siglo XXI sigue siendo conocer cómo se forma el Universo y cuál es el origen de la materia. ¿Es necesario el origen de la materia o es fruto de un hecho fortuito que se da como consecuencia de unas condiciones particulares iniciales?, se preguntó retóricamente el director del curso. “Son preguntas abordables, pero no creo que podamos tener nunca una respuesta a la pregunta fundamental de qué es esto y por qué estamos aquí”.

La conexión entre física de partículas y cosmología es otro reto destacable.

El Universo en sus orígenes está gobernado por la física de partículas, “que ni siquiera podemos probar en los laboratorios porque las condiciones son muy extremas, muy distintas de las que podemos reconstruir artificialmente”. Así, avanzar en física de partículas es uno de los retos de este siglo, tanto como buscar modelos alternativos, nuevas hipótesis. “Esa es la actividad última del científico, a la que no podemos renunciar”, concluyó el investigador.

Antonio Aparicio

Profesor de la Universidad de La Laguna y miembro del Instituto de Astrofísica de Canarias.

Notas:

Fuente: http://lagunamensual.es/index.php?M=Noticia&id=1827

Hay 0 comentarios

November 23, 2014 - 11:37 AM: .(JavaScript must be enabled to view this email address) dice:

Esinteresantísimo este tema sobre el origen del Universo Para mí es apasionante por mi ´formación en Física, como enseñante de Física, ycomo seguidor de la Meteorología, me interesa profundizar en lo último sobre el origen del Universo y si es desde el punto de vista del físico y del filósofo, mejor

January 06, 2015 - 8:14 AM: .(JavaScript must be enabled to view this email address) dice:

Felicitaciones por su página. Si les interesa, pueden bajar gratis de www.internetcosmico.com, el T8 – SFO: “Cosmología de 5 elementos y 5 dimensiones”, en la línea “Ciencia ficción filosófica sobre la ley natural del Más Acá y del Más Allá”. Todo = Más Acá + Más Allá = 5 dimensiones distribuidas “en serie de frecuencia”, en el arcoíris electromagnético. Otros, del libro: Tabla OM del ciclo día-noche de Dios. Big Bang “pentaelemental”: ¿Invisible, lento, frío? Interpretación de energía y masa oscura, según la secuencia pentaelemental hindú. Transformación gradual de sutil a denso, para la creación del universo: akasa-espacio; vayu-estado gaseoso-elemento aire; agni-plasma estelar-elemento fuego; apas-materia atómica líquida-elemento agua; pritvi-materia atómica sólida-elemento tierra. Esta secuencia pentaelemental se invierte para la destrucción del universo.  Lo sólido frío se funde, por efecto marea gravitacional rotatoria, como en el centro de las galaxias: pasa a plasma, luego a gas, y después, a estado espacio, o estado más sutil y descondensado de la materia. Desarrollos basados en un sistema filosófico de 8 principios que resume la ley natural multidimensional, con opción de experimentar la radiestesia estilo “Sathya SFO”, gratis, bajando las tablas buscadoras y el minicurso de radiestesia: R2-SFO y R4-SFO, de www.internetcosmico.com. Novedades aseguradas. Atte.: Alberto Brehme.

Deja tu comentario


¿Eres humano o robot?, escribe el código de arriba: