La filosofía y la crisis

Muchas personas piensan que la Filosofía no, solamente que es para personas raras, sino también que no sirve para nada útil. Y efectivamente no sirve para nada útil en el sentido material. Los filósofos no inventan ni medicinas ni aparatos que nos hagan la vida más fácil y cómoda, pero sí proporcionan ideas para que otros las inventen.

Si Newton no hubiese sido filósofo, además de físico y matemático no hubiera descubierto la Ley de la Gravitación Universal. Cuando vio caer la famosa manzana seguramente que pensaría en la causa de la caída, que pudo ser debida a una ráfaga de viento, o al golpe de una piedra lanzada por alguien, o simplemente porque estaba madura. Pero no se conformó con ninguna de estas posibles causas de la caída porque cualquiera de ellas pudo hacer que la manzana se desprendiera del árbol. Pero una cosa es desprenderse y otra muy distinta caer al suelo. Y esto es lo que hizo que el filósofo citado siguiera buscando la última causa de la caída al suelo de la manzana, llegando así a descubrir que debía existir una fuerza que desde el interior de la Tierra atrajese los cuerpos.

He hecho esta introducción para hacer ver que la Filosofía sí sirve, y no solamente para proporcionar las ideas que llevan al descubrimiento de cosas nuevas, que hagan más fácil la vida de los seres humanos, sino que, fundamentalmente, nos enseña también a vivir. Por ejemplo, la vida y la teoría de los distintos filósofos nos pueden ayudar en nuestra vida diaria. En estos momentos estamos atravesando una grave crisis económica y financiera global, y muchos filósofos nos pueden ayudar, imitándolos o aplicando sus teorías a, si no a superarla, sí al menos a que resulte menos traumática a nivel individual. Por no extenderme demasiado,  voy a citar solamente a dos de ellos: Sócrates y Espinosa.

El primero, cuando paseando por las calles de Atenas y viendo los productos que se exponía en las tiendas, se extrañaba de la cantidad de cosas que los atenienses necesitaban para vivir. Un alumno suyo le regaló una extensa parcela para que se construyera una casa, pero él solamente aceptó el terreno necesario para construirla arguyendo que si quería regalarle piel para hacerse unos zapatos, no iba a darle la de un toro entero. Él se conformaba solamente con lo que verdaderamente necesitaba para vivir. Y es que no es más rico el que tiene mucho, sino el que menos necesita. Sócrates, pues, nos enseña a utilizar solamente lo necesario y evitar lo superfluo.

Espinosa, por su parte, rechazó un regalo de dos mil florines de oro que un alumno suyo quería regalarle, alegando que no los necesitaba. Así mismo, rebajó a 300 una pensión de 500 florines que el mismo alumno le otorgó, diciendo que con los 300 tenía suficiente.

Pero no solamente sus vidas nos pueden ayudar, sino también sus teorías, en este caso recurrimos a Aristóteles y su teoría del justo medio. El filósofo griego decía que la virtud está en el medio de dos vicios. Por ejemplo un extremo puede ser la temeridad y otro la cobardía, pues bien, ni uno ni otro son buenos, sino su justo medio que es la valentía. En el caso que nos ocupa en un extremo está el liberalismo salvaje que hemos tenido hasta ahora y en el otro la intervención total del Estado. Es decir, el capitalismo y el comunismo. Los líderes mundiales deberían fijarse en Aristóteles y buscar un punto medio entre ambos para salir de la crisis y establecer un orden nuevo. Pienso que este es el mejor, si no el único, camino para superar esta situación. La Filosofía sí puede ser, por lo tanto, de mucha utilidad.

Juan Casas Carbajo

Doctor en Filosofía y CC. de la Educación, escritor y articulista en medios de comunicación

Notas:

Fuente: http://blogs.hazteoir.org/opinion/2009/01/26/la-filosofia-y-la-crisis-por-juan-casas-carbajo/

SPAIN.  26 Enero 2009

Hay 3 comentarios

February 05, 2009 - 9:35 PM: .(JavaScript must be enabled to view this email address) dice:

Las crisis en cualquier campo de acción son etapas de procesos, los ciclos están en todo proceso; bajadas, subidas, principìo y fin etc. Esto nos lo han enseñado a recordar los filósofos, los que meditan, los que observan profundamente. La filosofía por supuesto es práctica, y quien lo niega no entiende y se le debe de comprender; practicar la filosofía dignifica a quien lo hace, pues lo convierte en representante de una humanidad que anhela evolucionar, dejando atras una crisis para elevarse y llegar a otra crisis, pero siempre evolucionando; ¿hasta donde? ...

November 08, 2010 - 9:15 PM: .(JavaScript must be enabled to view this email address) dice:

pienso que los primeros filosofos de la humanidad estuvieron muy acertados a la realidad a pesar de que no tenian los avances tecnologicos de hoy, es cierto, los extremos no son buenos, perjudican unos y favorecen otros, y debe buscarse la conciliacion, en que ambos sean gananciosos, no hay crisis es parte del sistema ir, devenir, subir, bajar, ganar, perder, la vida es un ciclo , es un columpio que sube y baja y debemos vivir el momento de se nos presenta tal y cual es, con sus realidades, con sus virtudes y sus defectos y verlos como natural en el proceso.

November 10, 2010 - 5:23 PM: .(JavaScript must be enabled to view this email address) dice:

El problema actual en cuanto a los gobernantes corruptos que “dirigen” el destino material del pueblo, es que son personas inconcientes útiles para acentuar la decadencia social de este mundo. Para quienes nos consideramos despiertos o concientes y nos toca vivir está etapa cosmica de decadencia, la alternativa de vida es “aferrarse” al CONOCIMIENTO, a la SABIDURÍA OCULTA y compartirlo con quien es nuestra responsabilidad y “busca la salvación” voluntariamente.

Deja tu comentario


¿Eres humano o robot?, escribe el código de arriba: