Las promesas incumplidas de la política [H. Arendt]

Aunque no integra su selección más conocida, “La promesa de la política” —obra de Hannah Arendt que se acaba de publicar en la Argentina— reflexiona sobre la ruptura de la tradición política inaugurada por Sócrates, que según la filósofa alemana desencadenó la tragedia de la modernidad.

Filósofa por formación, pensadora política por vocación, Arendt marcó con su mirada personalísima la reflexión sobre los asuntos humanos del siglo XX. Y al calor del impacto brutal de los totalitarismos modernos se propuso comprender lo incomprensible, aquello para lo cual el pensamiento filosófico-político moderno carecía de conceptos.

¿Cómo juzgar lo imperdonable? ¿Cómo pensar lo incomprensible? ¿Cómo hacer frente a lo nuevo? Pensadora sin barreras, en su obra invita a hacernos responsables de nuestra contemporaneidad y a comprenderla sin concesiones.

“La promesa de la política”, editado por el sello Paidós, reúne un conjunto de textos utilizados por la autora en cursos y conferencias que hacen foco en la tensión entre filosofía y política.

Tras la publicación de “Los orígenes del totalitarismo” en 1951, Arendt abordó el marxismo, un tema que deliberadamente había dejado a un lado en su obra anterior: su incursión en la filosofía de Marx la condujo a realizar un examen crítico de toda la tradición occidental de pensamiento político desde sus orígenes en Sócrates, Platón y Aristóteles.

La autora de “La vida del espíritu” analiza en “La promesa de la política” a los filósofos que, en sintonía con Platón, han construido sus teorías a expensas de las experiencias políticas, incluyendo la experiencia griega pre-filosófica del comienzo, la experiencia romana de la fundación y la experiencia cristiana del perdón.

Platón y Aristóteles iniciaron la tradición filosófica occidental justo cuando la vida política griega se estaba acercando a su fin.

Según la pensadora, ese fin consiste históricamente en el juicio y la condena de Sócrates. ¿Por qué? Porque Platón dudó de la validez de la persuasión socrática, que no pudo convencer a sus jueces acerca de su inocencia y, a consecuencia, perdió la fe en la vida dentro de la polis.

LIBERTAD. Más adelante, Arendt analiza las novedades introducidas por Montesquieu en “El espíritu de las leyes”, como por ejemplo que las acciones concretas de cada gobierno y de los ciudadanos no pueden explicarse de acuerdo con los dos pilares conceptuales de las definiciones tradicionales de poder: la distinción entre gobernar y ser gobernado y la ley como limitación de dicho poder.

Respecto de Marx, la filósofa indica que la única ley que el autor de “El capital” reconoce como fuerza positiva es la ley de la historia, la cual nunca puede usarse para establecer el espacio político: es una ley del movimiento y, por tanto, está en flagrante contradicción con los demás conceptos de ley que conocemos en nuestra tradición.

Para Arendt la política no posee un “fin”: en su lugar, ha sido en ocasiones —y quizás pueda volver a serlo— el empeño nunca acabado por parte de la gran pluralidad de seres humanos por vivir juntos y compartir la tierra bajo una libertad mutuamente garantizada.

¿Cuál es la promesa de la política? La libertad. Para la ensayista, política es libertad, un pensamiento que, así expresado, puede parecer sencillo pero que es enormemente complejo. Y es, sobre todo, punto de partida de los innumerables debates que la autora ha librado a lo largo de su vida y por medio de su obra.
Que la política es libertad quiere decir, sobre todo, que la libertad no es exterior a la política: que no es un fin que la política persigue y con respecto al cual se configura como medio.

La libertad es la condición, el ámbito y el fin de la política: este es el núcleo del pensamiento de Arendt, que queda expuesto en los fragmentos que conforman este libro de forma más clara y rotunda que en otros estudios anteriores.

¿Cuál es la promesa de la política? La libertad. Para la ensayista, política es libertad, un pensamiento que, así expresado, puede parecer sencillo pero que es enormemente complejo.

Notas:

Fuente: http://www.eldiariodeparana.com.ar/textocomp.asp?id=154524

Paraná - Entre Ríos - Argentina - Martes, 23 de Septiembre de 2008

Hay 0 comentarios

Deja tu comentario


¿Eres humano o robot?, escribe el código de arriba: