Mario Bunge: “Se ha exagerado la importancia del ordenador en la enseñanza”

A sus 89 años, este argentino sigue sin morderse la lengua: califica a Heidegger de charlatán y arremete contra el psicoanálisis y la comercialización del deporte.

¿Qué opina de esta crisis? ¿Tiene cura?

El capitalismo está en crisis debido a las políticas neoliberales, que han eliminado todos los controles. Este capitalismo es antisocial, egoísta. No están en crisis sociedades como las nórdicas, ni China ni la India. Se estima que el PIB de China va a subir un 6,5% y el indio un 4,5%. Ha pasado ahora como en el ‘crack’ del 29: falta total de control de la codicia de ciertas empresas, en este caso los bancos norteamericanos.

¿Hay forma de salvarse?

Hay varias formas de reaccionar: una, no hacer nada, creer que el mercado se autorregula. No hay ninguna garantía de que eso pase. En el 29, la crisis duró diez años, terminó por la guerra y hubo que introducir una serie de controles para evitar la bancarrota masiva. Obama quería lanzar programas para estimular la economía, pero solo ha logrado salvar de la bancarrota a una docena de bancos. El paro ha subido del 5,6% al 10%.

¿Cree que Obama no está haciendo lo suficiente?

Las medidas anunciadas por Obama son insuficientes y no creo que logre que su partido le apoye en las iniciativas que anunció al comienzo, más radicales y ambiciosas, como iniciar un plan de obras públicas para reparar los puentes, caminos e infraestructuras que están en mal estado.

¿Qué otras formas hay de afrontar la crisis?

Se pueden tomar medidas como las preconizadas por el fundador de la macroeconomía moderna, Keynes, tratar de salvar al capitalismo de sí mismo, porque es por naturaleza suicida. Y se puede intentar distribuir mejor la riqueza, construir la democracia integral: ampliar la democracia política a la esfera económica y cultural.

¿Se trata del socialismo cooperativo que usted defiende como alternativa al capitalismo y al socialismo estatista?

Exacto, como defiendo en mi último libro, ‘Filosofía política’. Pero para hacer algo concreto hace falta tener una visión, y la mayor parte de los políticos carecen de ella. Su horizonte son las próximas elecciones, no tienen planes a largo plazo. Hace falta diseñar y poner en práctica proyectos nacionales, que entusiasmen a la gente, que les devuelvan la fe, la esperanza y las ganas de trabajar y contribuir a salvar al país. Para hacer eso hace falta tener visión, hace falta filosofía política.

¿Cree que Rodríguez Zapatero la tiene?

Yo creo que sí, lo que no sé es si le va a seguir su partido, como le pasa a Obama.

Zapatero ha prometido ordenadores para todos los alumnos de 5º de Primaria. ¿Qué le parece?

Creo que se ha exagerado la importancia del ordenador en la educación. Yo preferiría que los chicos hicieran trabajos prácticos en laboratorios y que aprendieran manualidades: carpintería, electricidad, plomería? Se ha descuidado la experimentación. Lo que pasa es que el ordenador es mucho más barato, una especie de niñera electrónica.

Usted dice que habría que enseñar a los niños, ya en la escuela, a no endeudarse.

A nosotros, en la escuela primaria, nos enseñaban a ahorrar. Yo era un gran ahorrador. Tenía 300 pesos cuando un día mi papá me dijo: “Tenemos que contribuir a salvar al país comprando acciones de empréstito patriótico”. Yo le di los 300 pesos que escondía en mi máquina fotográfica y nunca volvimos a ver esos pesos, se los quedó el Gobierno (risas).

¿Y sigue aconsejando el ahorro?

Sí, no tanto quizás como los chinos, que prefieren ahorrar a invertir, pero no hay que hacer como en Estado Unidos, donde cada habitante, incluidos niños, debe 10.000 dólares.

Pero si cae el consumo, se desmorona el tinglado montado por el capitalismo.

Sí, pero el consumo hay que moderarlo porque si no en pocas generaciones nos vamos a quedar sin naturaleza.

Defiende la inversión en investigación, en educación y en salud.

Creo que son las inversiones más rentables, las únicas que dan ganancias seguras. Todo lo demás es especulación. Empezando por la salud, pero para poder gozar de buena salud hay que saber que hace daño comer cosas grasientas, beber alcohol, fumar? Por cierto, he notado que los españoles están fumando menos.

Sí, hay una ley que prohíbe fumar en el trabajo y en otros lugares.

Muy bien, hay que cuidar al público. Al Estado asistencial los ingleses lo llaman “Estado niñera”, pero siempre ha sido función del Estado ayudar a la gente a sobrevivir.

Hay quien cree que se está pasando de intervencionista, por ejemplo al aprobar que aborten chicas de 16 años sin el consentimiento de los padres.

¿Creen que habría que obligar a las chicas a que conserven hijos que son incapaces de criar?

Hay que educar a las jóvenes para que no se embaracen y tengan hijos solo cuando puedan sostenerlos.

¿Está a favor de la eutanasia?

Por supuesto, no me gustaría arrastrarme como un paralítico, incapaz de valerme por mí mismo. Yo le pedí a mi médico que, en caso de no poder valerme, me de algo. E hice el testamento vital.

¿La filosofía está agonizando?

La filosofía no va a morir porque siempre se plantean problemas filosóficos de todo tipo. Está en decadencia, se ha vuelto muy escolástica y escapista. La mayor parte de los filósofos no se ocupan de los problemas reales. Y están las pseudofilosofías, que no se entienden, en particular el existencialismo, como Heidegger cuando dice: “El tiempo es la maduración de la temporalidad”. Era un charlatán y un estafador.

Usted, un argentino, dice que el psicoanálisis carece de rigor científico.

En los 109 años de psicoanálisis, no ha habido un solo laboratorio psicoanalítico que haya puesto a prueba sus hipótesis. En cambio la psicología científica sí ha descubierto sus falsedades.

¿Por qué hay tanto psicoanalista en Argentina?

Porque es un buen negocio y se aprende en una semana.

Hoy (por el miércoles pasado) solo se habla de fútbol.

Es una barbaridad esta comercialización del deporte. Una cosa es el deporte y otra cosa la contemplación de hazañas deportivas, puramente pasiva.

¿Usted hace deporte?

Solo puedo practicar la natación, que me encanta.

Bailar rock no baila, ¿no?

No, quise aprender a los 15 años, pero soy de pata dura.

Digo lo del rock porque critica ese tipo de música?

Yo distingo la música del ruido. Soy gran amante de la música clásica, pero el ruido me molesta.

¿Ahora no se hace música?

Muy poca, se acabaron los Beethoven, al parecer. Lo que pasa es que es más rentable hacer ruido que hacer música. Y no hace falta un largo aprendizaje.

Notas:

Fuente: http://www.heraldo.es/noticias/79244_mario_bunge_exagerado_importancia_del_ordenador_ensenanza.html

Zaragoza, Aragón, Spain. 31 de mayo de 2009

Hay 0 comentarios

Deja tu comentario


¿Eres humano o robot?, escribe el código de arriba: