Mauricio Beuchot concilia diferencias

El célebre filósofo coahuilense inauguró las actividades de la Cátedra Alejo Carpentier

Mauricio Beuchot es coahuilense, pero sus raíces mestizas y su vocación lo llevaron por otros caminos y hoy, aunque su alma de viajero continúa intacta, el torreonense tiene su residencia intelectual en el Instituto de Investigaciones Filológicas de la UNAM, en donde es director del Seminario de Hermenéutica.

Feliz de regresar a su tierra natal, el sacerdote dominico, filósofo e historiador visitó Saltillo para impartir el curso “La Hermenéutica Analógica de la Filosofía”, que inauguró las actividades que este año tendrá la Cátedra Alejo Carpentier, creada el año pasado en el marco de la Feria del Libro de Saltillo.

Durante los pasados miércoles y jueves, la biblioteca central Ildefonso Villarello se convirtió en una aula universitaria gracias a este curso organizado por la Coordinación General de Bibliotecas, Publicaciones y Librerías.

Carismático, jovial y de respuesta ágil, Beuchot compartió sus conocimientos con decenas de estudiantes de la Facultad de Letras Españolas de la UAdeC, provocando que más de uno de los asistentes se sintiera atraído por la Hermenéutica Analógica, una propuesta que ha convertido al filósofo norteño en una de las referencias indiscutibles de nuestro tiempo.

A primera vista, hablar de Hermenéutica pareciera ser una actividad destinada a unos cuantos iniciados, pero Beuchot afirma que “el ser humano es un hermeneuta”, un intérprete de su entorno. Y la Hermenéutica, precisamente, es un instrumento para “interpretar un texto en su contexto”.

“El comprender para el ser humano es interpretar y la interpretación es la Hermenéutica”, sostiene el filósofo y señala que un texto no sólo es un pedazo de papel escrito, también es una pintura, una escultura o una partitura musical.

Modernidad y globalización

“Heidegger ve la interpretación no nada más como una actividad, sino como un modo de ser, un modo de existir”, expone ante un auditorio ávido y atento, antes de hablar con VANGUARDIA sobre la necesidad de la Hermenéutica en el desarrollo del conocimiento.

Más allá de ser una disciplina elitista, Beuchot afirma que la Hermenéutica es “un instrumento” natural para los seres humanos.

“Hay un profesor en la Escuela Pedagógica Nacional, en la Ciudad de México, que está aplicando Hermenéutica Analógica a la Pedagogía de lo cotidiano. Claro, él rebasa la concepción de la Pedagogía porque lo que aprendemos en la escuela nos debe servir para lo cotidiano, cómo encontrar una calle, cómo abrocharnos los zapatos, todo este tipo de cosas que se le enseña al niño lleva interpretación.

“Entonces la Hermenéutica es omnipresente, no únicamente en la filosofía, también encontramos que en las ciencias humanas interpreta el sociólogo, el psicólogo, el jurista, el literato, en muchas de las ramas siempre se tiene que interpretar”, explica el catedrático al cuestionarlo sobre la importancia de la Hermenéutica en el día a día.

Beuchot expresa que su propuesta, la Hermenéutica Analógica, busca la conciliación, “encontrar en la analogía cuál es el punto que concilie a los opuestos”. Y en el mundo actual, multicultural, mestizo y global, se vive una “época del fragmento”, en donde se privilegia la parte por encima del todo.

“La Hermenéutica Analógica es conciliar los opuestos pero sin destruirlos, hay dialécticas que destruyen los opuestos y según eso se engendra la síntesis a costa de eliminar a los anteriores y aquí no, es una convivencia de los opuestos que viven en la atención, viven en el multiculturalismo.

“En muchas cosas no vamos a poder ponernos de acuerdo con otra cultura y vamos a tener que respetar, igual en el diálogo político o en otras muchas cosas se van a tener que conservar los opuestos, pero de alguna manera habrá que conciliarlos en un punto”, sostiene convencido.
El también miembro de la Academia Mexicana de la Lengua, señala la importancia de incluir la Hermenéutica en el plan curricular de muchas carreras universitarias, al menos en forma metodológica.

“En escuelas como las de Letras se debe llevar este instrumento conceptual que es la Hermenéutica porque los alumnos trabajan con textos. La Hermenéutica Analógica aplica en Filosofía, Psicología, Historia y otras escuelas de humanidades”, finaliza.

Notas:

http://www.vanguardia.com.mx/diario/noticia/arte/vidayarte/mauricio_beuchot_concilia_diferencias/318389


by gore

Hay 0 comentarios

January 18, 2016 - 4:53 PM: .(JavaScript must be enabled to view this email address) dice:

La dialéctica como dinámica pendular, es la búsqueda de equilibrios, en pos de la “excelencia”. por ello Jesús dijo:  ” no he vendo a traer la paz sino la guerra”

Deja tu comentario


¿Eres humano o robot?, escribe el código de arriba: