Michel Foucault, filósofo, pensador y activista

Mañana, día 25 [de junio de 2014], se cumplen treinta años del fallecimiento del innovador filósofo que se empeñó en penser autrement.


Michel Foucault, filósofo, pensador y activista

Al mismo que estaba ingresado en el hospital, en donde moriría el 25 de junio de 1984 , al mismo tiempo aparecían en las librerías sus dos últimos tomos de su Historia de la sexualidad, viraje que hizo pensar a más de uno que el anunciador de la “muerte del hombre”, reivindicaba el sujeto…que en su último quehacer se adivinaba una onda liberal e individualista, un repliegue ético, que rompían con el pensador combativo de tiempos pasados…obras posteriores han ido completando el verdadero rostro del filósofo, que asoma sonriente donde menos se le espera.

Imaginaba el siempre imaginativo Maurice Blanchot a Michel Foucault por los pasillos de La Sorbona en las jornadas de mayo del 68; no estaba allí ya que todavía estaba destinado en la facultad de la capital tunecina. De todos modos si Blanchot lo veía así es debido a que llegado un momento, tras sus ausencias alemanas, suecas, polacas y tunecinas, el autor de “ Las palabras y las cosas”, dejaba ver su presencia en numerosas movilizaciones contra el trato recibido por los prisioneros (GIP), oponiéndose a la marginación de los emigrantes en la Goutte d´Or, expulsado del aeropuerto de Barajas cuando iban a dar una rueda de prensa para protestar contra las penas de muerte de Txiki y Otaegi y los cinco del FRAP, o mostrando su solidaridad con el sindicato Soldarisnoc precisamente o con otros disidentes, o vendiendo La Cause du Peuple cuando sus promotores, La Gauche Proletarienne fue prohibida, etc., etc. etc. Toujours au milieu de la mêlèe.

Sus ensayos transcurrían por la mirada sobre el loco ( “ Historia de la locura en la Antigüedad clásica”), sobre el enfermo ( “ El nacimiento de la clínica “), el delincuente ( “ Vigilar y castigar”), el hombre y su constitución como sujeto ético ( su acercamiento a los textos histórico-políticos de Kant, y los tres tomos de su “ Historia de la sexualidad”), además de sus textos, digamos que, epistemológicos/ metodológicos ( “ La voluntad de saber” y el ya nombrado “ Las palabras y las cosas”). No se cortaba ni un pelo el propio Foucault a la hora de mantener que en los primeros años no sabía muy bien hacia dónde iba, y sus desvíos de los planes programados eran frecuentes( como ejemplo destacado de lo que decía no hay más que ver el proyecto inicial de su “ Historia de la sexualidad” que más tarde daría un inesperado giro que pilló desprevenido a todo dios); posteriormente vendría, de la mano del estudio de Kant, el anuncio de su empeño por realizar una “ ontología del presente”, y aun sin pretender en ningún momento dar la entidad de un sistema a su pensamiento y a sus obras, sí que marcó, post partum y con diversos titubeos, el hilo conductor que atravesaba su obra en el Dictionnaire des philosophes de Denis Huisman, que vio la luz el mismo año de su muerte, en un artículo firmado por Maurice Florence que viene a confirmar lo que ya señalaba, por aquí y por allí, en los últimos años : “ Hay tres dominios de genealogías posibles. Primero, una ontología histórica de nosotros mismos en nuestras relaciones con la verdad que nos permite constituirnos en sujetos de conocimiento; enseguida, una ontología histórica de nosotros mismos en nuestras relaciones con un campo de poder en el que nos constituimos en sujetos actuando sobre los otros; en fin, una ontología histórica de nuestras relaciones con la moral que nos permite constituirnos en agentes éticos. Así pues tres ejes son posibles para una genealogía. Los tres estaban presentes, incluso de una manera un tanto confusa, en la “ Historia de la locura”. He estudiado el eje de la verdad en el “Nacimiento de la clínica” y en la“ Arqueología del saber”. He desarrollado el eje del poder en “ Vigilar y castigar” y el eje moral en la “ Historia de la sexualidad” “.

La propuesta unificadora hace que se entronquen las distintas fases o etapas que con clara tendencia escolar se han solido establecer en la obra del autor de “ El orden del discurso”: geneaológica, arqueológica y la referida a las técnicas de sí mismo ( “ tecnologías del yo”), en la formación del sujeto moderno.

Dice el refrán castellano que muerto el perro se acabó la rabia, cosa que aplicada al pensador del que hablo, y excusando la metáfora animal, no funciona de ninguna de las maneras. Su obra es una obra que responde- hasta después de su muerte.- al modeo de work in progress que hace buena aquella afirmación suya de que “ la verdad de mis libros está en le futuro”. Dos hechos han de ser tenidos en cuenta a la hora de mantener lo que afirmo: por una parte, la publicación, en 1995, de cuatro volúmenes de Dits et Écrits que recogen materiales varios ( artículos, conferencias, ruedas de prensa, introducciones…) y la publicación de sus cursos en el Collège de France ( 1971-1984) en la colección “ Hautes Études “, que hacen que se pueda conocer al pensador en su labor como profesor, aspecto que anteriormente solo se podía lograr a través de algunas confusas cintas magnetofónicas, o algunos apuntes las más de las veces poco fiables. Con estas nuevas publicaciones, se brinda la ocasión de conocer , más allá de las meras imágenes, al activista político, al hombre comprometido y al intelectual “ específico”, y al profesor que va exponiendo en sus lecciones, a modo de tanteo, algunos avances de lo que luego irá plasmándose en libros o ensayos diversos.  Si Michel Foucault solía invitar a “ penser autrement” aquí le vemos “ parler autrement”, con lo que se completa el conocimiento de su quehacer, se puntualizan algunos aspectos no conclusivos de sus libros, haciendo que su obra siga viva y continúe siendo una obra abierta a la interpretación y al uso.

¿ Habrá que olvidar a Foucault como proponía Jean Baudrillard? La tarea amén de harto difícil, resultaría sumamente irresponsable ya que a pesar de las pretendidas andanadas descalificadoras a que han sido sometidos él y su obra -y no me refiero únicamente a los aspectos personales que también han sido usados de manera realmente sensacionalista por alguno de sus biógrafos- el pensamiento de Foucault sigue vivito y coleando. “ Anarquista en la cátedra” dice Merquior ( ¿ esto es un elogio o un insulto? En boca del profesor brasileño debe ser un insulto al modo como se tilda de “ anarquía “ a lo caótico, desordenado, sin fundamento…), o la calificación de “ observador cínico de la sociedad” por parte de Jürgen   Habermas ( ¿ esto en un elogio o un insulto? Y lo digo ya que si se toma el término como representante de la escuela filosófica griega-quinismo que diría Peter Sloterdijk- es una verdadera alabanza, si se emplea como sinónimo de “frivolidad desinteresada”, la verdad…persona más implicada en distintas causas que MF, difícil de encontrar y desde luego nada comparable con el docto academicismo “ comunicacional” del señor Habermas); podría sumarse los “guardianes “ de diferentes templos ( historia, galaxia psi…) que no pueden permitir, de ninguna de las maneras, las intromisiones de furtivos en sus acotados dominios, convirtiéndose así en verdaderos “ policías del pensamiento “ - que dirían los Jean-François Lyotard & Jacob Rogozinski- que hallarán un y mil gazapos en las periodizaciones utilizadas por el autor de “ Las palabras y las cosas “, en su tratamiento de la locura, de las distintas formas de encierro, etc., etc., etc. “ Más de uno, sin duda como yo, escriben para no tener rostro. No me preguntéis quién soy ni me digáis que permanezca siendo el mismo: es la moral del estado civil que rige nuestros papeles. ¡ Que nos deje libres cuando se trate de escribir !”.

Sea como sea , esta obra que no hizo otra cosa que desbordar por todas las esquinas las fronteras de la filosofía no se consideraba por parte de su creador como histórica, tomada como memoria, sino como herramienta genealógica que conduce a buscar las raíces de nuestro hoy en sus diferentes expresiones constitutivas. Superaba su empresa, no obstante,  aquella carencia que señalase Friedrich Nietzsche: “ la falta de sentido histórico es el pecado original de todos los filósofos”, y en su constante avance dejó una nutrida “ caja de herramientas”, “ todos mis libros son , si ustedes quieren, pequeñas cajas de herramientas. Si la gente quiere abrirlas, servirse de tal frase, de tal idea, de tal análisis como de un tirafondos o de su destornillador para cortocircuitar, descalificar, romper los sistemas de poder, comprendidos eventualmente mis libros… estupendo “.

Abriendo la caja hallaremos-como lo han hecho los jóvenes de Tiquun, Giorgio Agamben, Antonio Negri & Michael Hardt, Roberto Esposito…-  “ arqueología del poder “, “ Biopolítica”, “ discurso”,  “ dispositivo”, “ epistéme “, “ genealogía”, “ gobernamentalidad”, “ heterotopía”,  “ microfísica del poder”,  “ muerte del hombre”, “ poder”, “ sociedad disciplinaria”, “ cuidado de sí”, “ verdad / régimen de verdad”…numerosas “armas” para tomarlas mientras huyes, que diría su amigo Gilles Deleuze.

Notas biográficas:

1926: nace el 15 de octubre en Poitiers de Paul-Michel Foucault.

1943: Entrada en clase preparatoria en el liceo Henri-IV de Poitiers.

1945: Entrada en el liceo Henri-IV de Paris. Encuentro con Jean Hyppolite.

1946: Entrada en la École normale supérieure. Encuentro con Louis Althusser.

1950: Ingresa en el Partido Comunista.

1951: Obtiene la Agregación de filosofía.

1952: Diploma de psicopatología. Consigue un puesto en el hospital Sainte-Anne.

1953: Abandona el PCF.

1954: Publica “ Maladie mentale et personnalité”.

1955: Encuentro con Roland Barthes. Profesor en la universidad de Uppsala, en Suecia.

1958: Agregado cultural en Varsovia ( polonia).

1959: Agregado cultural en Hamburgo.

1960: Publicación de “ Folie et déraison “. Encuentro con Daniel Defert. Puesto de profesor de psicología en la universidad de Clermont-Ferrand.

1961: Sostiene su doctorado con bajo la dirección de Georges Canguilhem.

1962: “ Maladie mentale et psychologie “ , reedición del libro de 1954.

1963: “ Naissance de la clinique “ y “ Raymond Roussel”.

1966: “ Le Mots et les choses, une archéologie des sciences humaines “. Puesto de profesor de filosofía en la universiadad de Túnez.

1968: Instalación definitiva en París. Profesor de filosofía en la universidad de Vincennes.

1969: El 30 de noviembre, elección para el Collège de France.

1970: Comienza los cursos en el Collège de France y las giras de conferencias por el extranjero.

1971: Creación del Groupe d´information sur les prisons (GIP). Movimiento contra el racismo en la Goutte-d´Or, en París.

1972: Autodisolución del GIP.

1973: “ Moi, Pierre Rivière, ayant egorgé ma mère, ma soeur et mo frère”.

1975: “ Surveiller et punir”. Viaje a California.

1976: “ La Volonté de savoir “, primer tomo de la “ Histoire de la sexualité”.

1978: Viajes a Teherán con el fin de realizar un reportaje para el Corriere della sera.

1979: Sostiene, junto a Bernard Kouchner, los boat people que huyen de Vietnam.

1982: Viaje a Polonia.

1984: Publicación de “ L´Usage des plaisirs “ y del “ Souci de soi “, segundo y tercer tomos de la Histoire de la sexualité. El 25 de junio muere a causa del sida.

Notas:

Fuente:  http://kaosenlared.net/component/k2/item/90732-michel-foucault-fil%C3%B3sofo-pensador-y-activista.html

24 de junio de 2014

Hay 0 comentarios

Deja tu comentario


¿Eres humano o robot?, escribe el código de arriba: