¿Para qué educarnos hoy?: Filosofía de la educación para un nuevo mundo

Resumen o abstract del libro “¿Para qué educarnos hoy? Filosofía de la educación para un nuevo mundo”, cuyo autor es Augusto Pérez Lindo.

Este texto que hoy seleccioné constituye al mismo tiempo un diagnóstico de las transformaciones que experimenta la educación contemporánea, un replanteo de la teoría educativa y un intento por definir la filosofía del nuevo mundo en formación.

Hay acuerdo general respecto del hecho de que la educación está en crisis y que no existe una teoría de la educación universalmente aceptada. Este libro es un intento para acercarnos a una comprensión compleja de los procesos educativos en los contextos actuales. El lector interesado podrá aprovechar los análisis que se presentan en este libro para construir un mapa de los distintos fundamentos y enfoques de la educación.

La educación actual intenta responder a múltiples demandas. Una de ellas es la necesidad de prepararse para responder a las mutaciones actuales. ¿Cuáles son los paradigmas y las ideas que definen el nuevo mundo en formación? En este texto se ofrecen varias respuestas y se propone elaborar políticas educativas que apunten a la construcción de una nueva ciudadanía global.

Su autor lo que hace es revalorizar la función emancipatoria del conocimiento, que sigue siendo uno de los recursos principales que posee la humanidad para superar sus contradicciones.

Augusto Pérez Lindo, autor de este libro, fue mi profesor de Filosofía del Ciclo Básico Común de la Universidad de Buenos Aires (Sede San Isidro), y actualmente sigue siendo titular de dicha cátedra; es -también- profesor de la Maestría en Gestión Universitaria de la Universidad Nacional de Mar del Plata y de la Maestría en Gestión de la Educación Superior de la Universidad Nacional de Santiago del Estero.

Además, es autor de: “Universidad, política y sociedad” (Eudeba, 1985), “La batalla de la inteligencia” (Cántaro, 1989), “Teoría y evaluación de la educación superior” (Aique, 1993), “Mutaciones, Escenarios y Filosofías del cambio de mundo” (Biblos, 1995), “Nuevos paradigmas y cambios en la conciencia histórica” (Eudeba, 1998), “Políticas del conocimiento, Educación Superior y desarrollo” (Biblos, 1999).

.(JavaScript must be enabled to view this email address)

Notas:

Fuente: http://www.laautenticadefensa.com.ar/noticias.php?sid=74413

ARGENTINA. 5 de junio de 2010

Hay 2 comentarios

June 14, 2010 - 3:09 PM: .(JavaScript must be enabled to view this email address) dice:

El nivel cultural que hay acá en argentina es muy alto y muy reducido, también es muy pobre y muy extendido. Son dos paradigmas que se presentan a la vista, uno a cada ojo, de quien quiera verlo “derecho” o “izquierdo”.

Es necesario, no ya una reforma, sino una revolución en el sistema educativo, y no solamente en los establecimientos escolares sino en la sociedad. De poco sirve que se enseñe filosofía o ciencia en el ciclo lectivo obligatorio si cuando se vuelve a casa, lo unico que hay en TV es “Futbol y Senos”, cuando se va a la esquina lo unico que hay es “drogas y robos”, cuando nos juntamos con amigos lo unico que hay es “alcoholizarse o repetir lo que escuchamos por la radio”.

“Hay todo un aparato informático internacional, mundial, imperial, poderosísimo que piensa por vos, que está totalmente organizado para pensar por vos. “
(José Pablo Feinmann)

June 15, 2010 - 1:29 AM: .(JavaScript must be enabled to view this email address) dice:

Con gran preocupación veo, aunque el artículo habla, dice, de la necesidad de la unidad de la filosofía de la educación (repito de la necesidad) que la replica, los comentarios, reflejan la tendencia mundial: se continua tomando medidas; haciendo diagnostico de realidades tan visibles y, al mismo tiempo, tan particulares, que se olvida a países hermanos y continentes amigos. Por supuesto, no se pretende desconocer el efecto del dominio de la comunicación en el imaginario colectivo, su manifestación es siniestra y global.

Ahora retomo la tesis del artículo La unidad de la filosofía de la educación y su obligación, lo que debe por obvias razones configurarse dentro del entorno cultural inmediato, más no se puede obviar la posibilidad de transformar - dentro de un proceso de unificación- la capacidad de convocar un entorno generoso para su propio desarrollo, es decir, la cultura (como) es un resultado de la continuidad de la evolución social del ser humano, esta facultada para dar un paso que la aleje de los verdugos artificiales de la alfabetización universal y multidisciplinar. Es esto lo que realmente importa, la gestión constante para reactivar la capacidad de re-crearnos.

Un abrazo.

June 25, 2014 - 8:57 PM: .(JavaScript must be enabled to view this email address) dice:

La verdad que no me sirvio de nada el resumen pero el primer comentario me mato esta buenisimoo

September 08, 2014 - 9:20 AM: .(JavaScript must be enabled to view this email address) dice:

yo creo que al sistema educativo deberian sacarles el secundario es una perdida de tiempo o reformar la universidad yo en lo personl siento mucha incoherencia y un libertinaje en la enseñanza, yo creo que ganarían un interés mucho mas profundo en los individuos que quieren prepararse para el mañana.

February 26, 2016 - 10:38 PM: .(JavaScript must be enabled to view this email address) dice:

La educación como un fenómeno social complejo para que sea efectivo tiene que venir acompañado de un complejo enramado de relaciones sociales y económicas que garanticen su desarrollo.
Uno de los grandes problemas de la educación en el mundo y América Latina está en que los propósitos son superiores a las posiblidades y voluntades políticas. desde el punto de vista antropológico no es suficiente decir que el hombre es un ser educable y defender ese criterio, este debe venir acompañado de las funciones axiológica, epistemológica y teleológica o fin de la educación.
Cuando las cuatros funciones que integran la filosofía de la educación son expresión de la voluntad política de la estructura de gobierno y existe interrelación dialéctica entre las diferentes instituciones que conforman la superestructura social y las leyes y fundamentalmente la práctica está dirigida a formar a un hombre nuevo que esté en condiciones de transformarce así mismo y a la sociedad estamos en precencia de un país rico culturalmente, políticamente y eonómicamente.
La educación por si sola no es más que una palabra vacía y huca que se queda en el plano de lo formativo y alejado de lo instructivo.

Deja tu comentario


¿Eres humano o robot?, escribe el código de arriba: