Platón y Kant inspiran MBA con otra filosofía

Los departamentos de filosofía invaden los programas de las escuelas de negocio para lograr que los alumnos piensen en algo más que ganar dinero.

Si la mayoría de los alumnos de escuelas de negocios quieren conseguir un puesto en el sector financiero, en una empresa tecnológica o en una gran firma de consultoría… ¿Por qué están leyendo a Platón?

Los departamentos de filosofía invaden los programas MBA en muchas instituciones en las que la crisis financiera global sugiere la necesidad de que los alumnos sean capaces de pensar en algo más que no sea “ganar dinero”.

Estos nuevos cursos y programas cargados de filosofía también tratan de satisfacer una demanda creciente de muchos empresarios, que se quejan de que los recién graduados están capacitados para resolver problemas particulares pero que, muy a menudo, carecen de una perspectiva global.

Pensamiento Nobel, una clase optativa en la London Business School (LBS), explora los orígenes y la influencia de las teorías económicas de algunos ganadores del Premio Nobel en cuestiones como la eficiencia del mercado y la toma de decisiones. El curso, de diez semanas –dictado por profesores de las facultades de Economía, Finanzas y Comportamiento Organizacional– tal vez no convierta a los estudiantes en ganadores del Nobel, pero al menos inculca en ellos un sentido de cómo nacen las ideas revolucionarias.

Los estudiantes escriben ensayos para explicar cómo las ideas ganan importancia. Joao Montez, profesor de Economía que dirige el programa, asegura que lo importante es que los alumnos reflexionen, aunque sea por un breve momento, acerca de pensamientos que cambian el mundo.

Para muchos de los que cursan un MBA, el desarrollo profesional y la remuneración son más importantes que la paz mundial y el futuro de la Humanidad, pero Montez dice que los alumnos de la LBS han pedido más oportunidades para acceder a estos programas que tratan sobre ideas de amplio alcance.

La Escuela de Negocios de Copenhague ha extendido su programa de MBA y filosofía, creado hace 15 años, e imparte las clases en inglés en vez de danés, para poder aceptar a más estudiantes internacionales. “La tensión entre las dos palabras –negocios y filosofía– atrae a bastantes estudiantes jóvenes”, dice Kurt Jacobsen, director del programa. Afirma que los estudiantes quieren entender mejor las dinámicas del mercado y las empresas tras la agitación económica de los últimos años.

Patricia Márquez, profesora adjunta de gestión de la Escuela de Administración de Empresas de la Universidad de San Diego y antropóloga de formación, ha pasado casi 20 años enseñando a estudiantes de MBA a idear soluciones de negocios que ataquen la pobreza. Márquez descubrió que los alumnos necesitaban mucha preparación para aplicar teorías de antropología y etnografía al mundo de los negocios.

Con el tiempo reemplazó las lecturas teóricas por estudios de casos tradicionales, si bien aún trata de llevar a cabo debates sobre temas abstractos, como la forma en que ciertos estereotipos culturales bloquean la innovación.

Por su parte la Universidad de Bentley (Massachusetts), creó Pensando sobre el pensamiento dentro de su programa MBA en el que los estudiantes pasan dos semanas estudiando arte, leyendo obras de ficción e incluso meditando.

Notas:

Fuente:  http://www.expansion.com/2014/10/06/emprendedores-empleo/desarrollo-de-carrera/1412618094.html

Melissa Korn (The Wall Street Journal)

7 de octubre de 2014.

Hay 0 comentarios

Deja tu comentario


¿Eres humano o robot?, escribe el código de arriba: