Poco Platón y mucho Savater

Un informe del CEU y Comillas señala que los manuales de EpC [Educación para la Ciudadanía] sólo citan a autores de izquierdas, mientras ignoran a los clásicos.

Uno de los manuales de la polémica asignatura.

Educación para la Ciudadanía (EpC) ya forma parte del programa educativo de los colegios e institutos de siete comunidades autónomas. Los demás gobiernos regionales previsiblemente se irán sumando, ya que la ley permite su implantación entre este curso y el próximo. Desde el principio, esta asignatura ha creado gran polémica y ha sido objeto de múltiples críticas por parte de la Iglesia, el PP y asociaciones de padres y madres de alumnos. Uno de los motivos de queja principales ha sido el dejar Religión como una asignatura complementaria, no evaluable y, en cierto sentido, extraescolar. Otro, la intención de adoctrinar a los niños política e ideológicamente en unos valores cuanto menos discutibles.

¿Pero qué contenidos tienen los libros de texto de EpC?

¿Es cierto que a través de esta enseñanza el Gobierno pretender lavar los cerebros de los más pequeños?

Hasta el momento de la venta de los manuales era algo totalmente desconocido. 

En el informe La Educación para la Ciudadanía en los libros de texto, José Juan Escandell, José Ángel Ceballo y Antonio Páramos (de las universidades privadas San Pablo-CEU y Comillas) explican que, desde un punto de vista científico, los manuales son “de una gran pobreza, con simplificaciones y errores de calibre”.

Escandell, coordinador del estudio, asegura a LA GACETA que

“lo que hacen es intentar convencer de que el sistema imperante es el bueno, que el Estado en el que vivimos es el mejor”.

Añade que

“hacen a los alumnos gente aborregada”.

El autor afirma que no son textos de izquierdas, sino “progresistas”, y asegura que

“los del PP también estarían contentos con algunos de estos libros”.

Annan en vez de Maquiavelo

En el informe se destaca “la referencia errónea de autores defensores del Nuevo Orden Mundial y de izquierdas” como Savater, Camps, Annan o Ghandi. Y destaca la ausencia de otros que a su juicio deberían estar, como Aristóteles o Platón. “Faltan (o aparecen con frecuencia deformados) los autores clásicos”.

¿Esto significa que los niños van a crecer sin conocer El mito de la Caverna de Platón o el significado de Ser de Aristóteles?

Según el coordinador de este estudio, los clásicos no aparecen. “Faltan Maquiavelo, Tocqueville, etc”.

Ausencia de religión

Otro punto conflictivo para los autores es la religión, que “o falta” o, en aquellos en los que aparece, “se habla para denigrarla”, declara Escandell. La describen como “un factor desestabilizador” o “un elemento de freno del progreso”, algo que no debe crear mucha simpatía en los círculos de la Iglesia. Como ejemplo, dentro del análisis de la editorial Akal, los autores dicen que hay “constantes ataques a la religión”, ya que se la coloca junto a “la superstición de los horóscopos”.

Al igual que la religión, la familia también es tratada con “sentido más bien negativo”. “Sólo se acepta en una versión moderna, abierta y plural”, asegura el estudio. Finalmente, los autores afirman que muy pocos manuales fundamentan sus argumentos. “Generalmente se apela a la sociabilidad del hombre, a la solidaridad… pero sin dar razones de estas ideas”.

Como conclusión, en palabras de Escandell, “estos libros no son aceptables para una correcta educación moral y política de los niños”. Suspenso para los libros de EpC que no hace más que aumentar la polémica sobre una asignatura que nació con el pie izquierdo.

Notas:

Fuente: http://www.gaceta.es/22-09-2008+poco_platon_mucho_savater,noticia_1img,10,11,32672

Madrid. España

Hay 0 comentarios

Deja tu comentario


¿Eres humano o robot?, escribe el código de arriba: