Rawls

Para muchos, el concepto de justicia es el que estructura la vida pública y justifica el ejercicio del poder

Justicia es una palabra que se usa en un contexto moral, político y jurídico, que ocupa un lugar importante en una serie de teorías sociales, jurídicas y políticas. Para muchos politólogos y juristas es el concepto central que estructura la vida pública y justifica el ejercicio del poder público; aunque los debates sobre lo que es o no la justicia han dificultado tener una teoría comprensiva y acabada sobre lo que es justo.

Posiblemente la Teoría de la Justicia de John Rawls sea la que ha gozado de mayor difusión, pero también la que ha generado más discusiones y controversias, al punto que Rawls reformuló su teoría varias veces. El filósofo estadounidense sostiene que las instituciones de justicia de una sociedad deben ser racionales y promover los principios de libertad y de diferencia. Justamente los alcances de estos dos principios han sido motivo de múltiples reformulaciones y muchas críticas.

El principio de libertad se refiere al derecho de iguales libertades e iguales derechos básicos para todos; y el principio de diferencia se refiere a que las desigualdades sociales y económicas deben procurar beneficiar a los menos favorecidos de la sociedad. De esta manera la existencia de gente más aventajada es buena y favorece a los menos aventajados, por ejemplo, a partir del impuesto progresivo a la renta y la redistribución de estos ingresos en bienes básicos para todos.

Rawls no realiza una teoría de la decisión justa ni de la argumentación jurídica de una sentencia, esto es muy importante, porque no vaya a pensarse que si los jueces leyeran las teorías de Rawls dictarían sentencias más justas, no. La teoría de Rawls trata sobre las instituciones justas de la sociedad (o del modelo racional del diseño de estas instituciones justas) desde los márgenes de un liberalismo político, y supone un individuo racional universal que vive en una sociedad democrática y liberal dispuesto a ser juzgado por una justicia procedimental perfecta, es decir por una justicia que se funda en instituciones racionales con procedimientos racionales y de aplicación universal. Se trata de una justicia que apunta a un deber ser procedimental racional.

Por ello, la teoría de Rawls no otorga respuestas al clásico cliché que reza “lo que para ti es justo puede que para mí no lo sea”. Rawls no plantea una discusión respecto a la justicia como un fin, sino respecto a los medios necesarios para arribar a un diseño institucional justo para una sociedad democrática y moderna.

Desde las primeras ediciones de la Teoría de la Justicia en los 70 hasta su última reformulación en los apuntes de clases publicados con el nombre de La justicia como equidad, una reformulación a finales de los 90, John Rawls ha fundamentado la necesaria relación entre la Filosofía Política y el Estado de Derecho.

Notas:

Fuente:  http://www.la-razon.com/opinion/columnistas/Rawls_0_2529347045.html

18 de julio de 2016.  BOLIVIA

Hay 0 comentarios

Deja tu comentario


¿Eres humano o robot?, escribe el código de arriba: