Razón de mutante

Blackie Books publica ‘Los superhéroes y la filosofía’, un repaso a las preguntas fundamentales a través del tebeo

¿Quién dijo aquello de “un poder conlleva una gran responsabilidad”, Platón o Spiderman?

Los superhéroes nacidos al amparo del tebeo en las décadas más duras del siglo XX y trasladados con abrumador éxito en los últimos años a la gran pantalla encierran a menudo, precisamente por su condición de anómalos y de condenadamente solitarios, reflexiones nada gratuitas sobre la condición humana.

Y el discurso filosófico, sumido en la actualidad en una postmodernidad que tiende a insertarlo en una clave contemporánea como argumento explicador para el pop, el arte, el cine y las más diversas manifestaciones estéticas, no podía permanecer ajeno. Por eso, la editorial barcelonesa Blackie Books (que ya puso en circulación Los Simpsons y la filosofía) acaba de lanzar a la venta Los superhéroes y la filosofía, un conjunto de artículos bajo la edición de Tom y Mat Morris y traducidos por Cecilia Balza y Gonzalo García que ahondan en esta complicidad y que constituye tanto un valioso instrumento para docentes como una entretenida lección para legos y expertos.

El subtítulo de la obra, La verdad, la justicia y el modo socrátrico, constituye toda una declaración de intenciones. El libro repasa contenidos filosóficos como el mito, la moral, la identidad, la percepción, la educación y hasta la teología a través de personajes como Superman (cuya relación con el superhombre nietzscheano es evidente, o quizá no tanto), Daredevil, Batman (el más aristótelico y adscrito al perfeccionismo moral de todos), Spiderman, Watchmen, Los 4 Fantásticos, X-Men y el Increíble Hulk, para el que el autor Kevin Kinghorn propone un divertido juego de identidades respecto a Bruce Banner. Predomina la interpretación ética, como es lógico, en el análisis de superhéroes como el atormentado Daredevil, con el que Tom Morris teje un interesante discurso sobre la exégesis de Dios y el Diablo.

Una pregunta común se plantea en muchos casos:

¿Por qué son buenos los superhéroes?
¿Por qué tendrían que serlo?
¿Por qué, es más, una determinada moral les induce a serlo?

Sócrates, cierto, sentó las bases sobre la conducta; los mutantes hacen lo que pueden.

Notas:

Fuente: http://www.malagahoy.es/article/ocio/828666/razon/mutante.html

SPAIN, Málaga. 5 de noviembre de 2010

Hay 0 comentarios

Deja tu comentario


¿Eres humano o robot?, escribe el código de arriba: