Reciben Adolfo Sánchez Vázquez y Luis Villoro reconocimiento de la AFM

La asociación filosófica reconoce su labor con la medalla Fray Alonso de la Veracruz

Adolfo Sánchez Vázquez y Luis Villoro, investigadores eméritos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), recibieron por parte de la Asociación Filosófica de México (AFM) el premio Fray Alonso de la Veracruz 2006, en reconocimiento a su trayectoria docente y la generación de conocimiento en dicha disciplina.

Esta es la primera vez que la AFM entrega este galardón, por ello se decidió otorgarlo a dos investigadores, resaltó Jaime Labastida, presidente de esa instancia. Ambos filósofos recibieron una medalla de plata con su nombre grabado y un diploma; sin embargo, por cuestiones de salud, Sánchez Vázquez no asistió a la ceremonia, informó la UNAM en un comunicado.

Al recibir el reconocimiento, Villoro, integrante del Instituto de Investigaciones Filosóficas (IIF), recordó que la AFM se fundó para apoyar esta actividad en nuestro país, y tratar de dar respuesta a la pregunta esencial, la misma que le dio origen: para qué la filosofía, qué función tiene en la vida humana.

Resaltó que esta disciplina busca responder a dos caminos: El primero, que es una guía para la reforma del entendimiento; y el segundo, que intenta llegar a la elección de una vida buena. “Ambos surcan en realidad vertientes de una misma ladera”, agregó.

Esta ciencia, dijo, enseña a discernir las creencias razonables; es decir, las que respondan en algún modo a razones objetivas frente a las suscitadas por prejuicios, sospechas o ilusiones.

Explicó que las preguntas filosóficas cuestionan las verdades básicas de cualquier explicación racional; por ello, “suscitan un permanente asombro, una perplejidad ante una opinión no revisada, una creencia compartida, o ante cualquier saber heredado; azoro frente a lo aceptado sin discusión, frente a lo obvio”.

Destacó que el filósofo tiene la tarea de poner en tela de juicio todo supuesto, toda formulación aceptada sin discusión, cualquier convicción común, y cuestionar en último término el sistema mismo de conceptos que permite formular una pregunta con sentido.

Aunque estuvo ausente, Sánchez Vázquez, fundador de la AFM, envió un texto en el que agradeció a la asociación por haberle otorgado dicho galardón; y reiteró que esa instancia “ha hecho por la promoción de la filosofía en nuestro país”.

Se dijo honrado de recibir el premio en compañía de Villoro “cuya obra filosófica tanto admiro”. Amén de que extendió su reconocimiento a la comunidad del ramo que estuvo presente durante la entrega del galardón en la facultad de Filosofía de la UNAM.

Villoro nació en Barcelona, España. Es miembro del Colegio Nacional y ha obtenido diversos premios en ciencias sociales, historia, humanidades y filosofía. Ha publicado: Los grandes momentos del indigenismo en México, El proceso ideológico de la revolución de Independencia, Páginas Filosóficas, Signos políticos, y Creer, saber, conocer.

Por su parte, Sánchez Vázquez es escritor, traductor, profesor y filósofo; nació en Cádiz, España. Llegó a México en 1939. Obtuvo su doctorado en filosofía y su maestría en letras españolas en la UNAM. Es emérito del Sistema Nacional de Investigadores. Y se ha hecho acreedor a diversos premios internacionales.

Notas:

http://www.jornada.unam.mx/2006/09/17/a06n1cul.php

Hay 0 comentarios

Deja tu comentario


¿Eres humano o robot?, escribe el código de arriba: