Ética del poder público.

Ortega [J. Ortega y Gasset] dijo que para que los órganos que ejercen el poder públíco funcionen debidamente, es preciso que los ciudadanos exijamos a los políticos mucha honestidad y la misma dosis de sensibilidad para saber captar las carencias del pueblo.

Popper les pide algo más, humildad para reconocer los propios errores y aprender de ellos: “Los errores son inevitables, pero lo importante es aprender de ellos corrigiéndolos.Todas las profesiones, particularmente los políticos han de caminar siempre hacia la ética. Aranguren especialista en la materia traslada la responsabilidad civil en primer lugar en cada individuo, pero como los individuos sinifican poco frente al Estado y los poderosos grupos de presión, la moralidad debe institucionalizarse en la estructura misma del aparato político-social.

Por otra parte sabemos que la tarea moral, tanto la personal como la colectiva no acaban nunca, porque es infinita. Esto es imperativo hoy que cada día nos despertamos con un nuevo caso de corrupción en los más directamente implicados en la gestión del bien público o en empresas privadas.

La corrección ética es obligatoria, si queremos gozar de una convivencia social sana y conservar la democracia. De ello depende el ser o no ser de la democracia, porque esta se asienta sobre la virtud y es inviable sin honestidad en el servicio al bien público.

Las dictaduras, en cambio, aunque haya corrupción siguen adelante, porque se imponen por la fuerza. La democracia, insisto, no es posible así, ya que atiende a virtudes laicas tan necesarias todavía como la igualdad, la solidaridad y la misma justicia, que tenemos arrinconadas en el hondón del alma. Todas ellas están vinculadas al bien común que ha de prevalecer sobre el bien particular.

Quiero dejar claro que la política es una obra de civilización y una noble función que puede y deben practicar hombres y mujeres responsables, porque las funciones públicas son comunes a ambos sexos decía Platón. Y añadía: el ideal de la sociedad perfecta está en que la política se someta a la moral, la cual, a su vez, debe transparentar la justicia.

—-Para cambiar el mundo desde la política

http://www.porunmundomasjusto

Notas:

Fuente: http://blogs.periodistadigital.com/franciscomargallo.php/2010/08/12/etica-politica

SPAIN.  12 de agosto de 2010

Hay 0 comentarios

Deja tu comentario


¿Eres humano o robot?, escribe el código de arriba: