Filosofia.mx

La filosofía de la conciliación

La filosofía le devuelve profundidad a nuestra comprensión de las cosas, hace posible conocer sus por qué y para qué, pues solo enfrentando estas preguntas de manera solvente se puede practicar, por ejemplo, la conciliación con ‘conocimiento de causa’. Ante su excesiva reglamentación, es oportuno resaltar el fecundo pensamiento que inspira y sustenta a la conciliación extrajudicial, gracias al cual es posible justificar y alcanzar una excelencia en su obrar.

Por ejemplo, la filosofía enseña que las dos tendencias reconocibles de los conciliantes: una, hacia la confrontación con el otro; la otra, hacia la reconciliación con aquel, pueden ser explicadas por las ideas del filósofo inglés Thomas Hobbes, en su Leviatán, sobre las razones por las que el hombre se torna lobo de su prójimo y, sin embargo, por otro lado, tiende irrevocablemente a entablar relaciones intersubjetivas, como el filósofo griego Aristóteles, en su Política, nos lo recuerda al definir al ser humano como animal social. Tal vez una de las descripciones más lúcidas de estas dos inclinaciones humanas sea la propuesta por el filósofo alemán Inmanuel Kant, en su famoso ensayo Ideas para una historia universal en clave cosmopolita, en el cual sostiene que el hombre tiene una insociable sociabilidad. Según Kant, la naturaleza arraiga en el hombre dos inclinaciones antagónicas: una propensión a entrar en sociedad, pero, al mismo tiempo, una tendencia a individualizarse (aislarse), colocándolo de espaldas a los otros.

Pero en lugar de ser un lastre, Kant pensaba que la “insociable sociabilidad” promueve la superación progresiva del ser humano al despertar en él todas sus capacidades, educándolas con el cultivo de la razón.

El antagonismo debe sacar lo mejor de uno, y no ser un pretexto para la barbarie. Ello dependerá, sin duda, de la ilustración recibida.

El conciliador también le dice a las partes que el conflicto no es solo un episodio negativo en la vida de uno, es (de cierta manera) una oportunidad de cambio. Hay una valoración esperanzadora de la insociable sociabilidad humana.

La filosofía le da hondura y una virtualidad mayor al ejercicio de la función conciliadora.


{bilbiografiap}

Carlos Castillo Rafael

Link:
http://www.filosofia.mx/index.php/perse/archivos/la_filosofia_de_la_conciliacion