La Fortaleza de Pitágoras: Téano
Posted: 09 October 2007 11:34 PM   [ Ignore ]
Discipulus
Rank
Total Posts:  1
Joined  2007-10-08

Es muy conocida la frase “detrás de todo gran hombre hay una gran mujer”.
La vida de Pitágoras no es la excepción. Aunque se conoce muy poco sobre su esposa, por los escasos escritos acerca de su persona que se conservan; podemos decir con seguridad que ella marcó la vida de este gran hombre e influyó en mucho sobre la vida de mujeres de aquella época.

Téano, esposa de Pitágoras, nació en Crotona ( Grecia S. VI A.C ). Su padre, Milón, era un hombre rico y tenía mucho interés porque su hija se instruyera y aprendiera Matemáticas, así que, la mandó a que fuera discípula de Pitágoras.
Pitágoras ya era de edad avanzada cuando se casó con Téano.
Téano, por su gran inteligencia y mérito dentro de la escuela pitagórica, llegó a ser maestra; también hizo tratados de Matemáticas, Física, Medicina y sobre la proporción áurea.
Pero no sólo se limitó a escribir sobre temas de ciencias matemáticas,  también le interesaba mucho el aspecto moral y espiritual. Se le atribuye un tratado sobre la piedad,  del que se conserva un fragmento; también un tratado sobre la castidad que hizo junto con su hija Pintis, el contenido de éste junto a las virtudes pitagóricas de prudencia, justicia, fortaleza y templanza sugiere una vida más meditada y basada en la moral y constituiría para las generaciones próximas un modelo social que las mujeres tenían como alternativa a seguir.
Tras la muerte de Pitágoras, su esposa a lado de sus hijas, continuó con la dirección de la escuela pitagórica.

Como podemos ver Téano fue una gran mujer, una persona inteligente, dedicada a su estado de vida como hija, estudiante, esposa, madre y maestra;  dando lo mejor de sí en cada labor que hizo.
Estuvo siempre a lado de Pitágoras y continuó su obra.
Se preocupó por las virtudes y no sólo procuraba practicarlas sino que, mediante sus tratados, trasciende al tiempo, siendo modelo y ejemplo a seguir para muchas mujeres, no sólo de su época, sino de la nuestra también.
Educó en las virtudes a sus hijas y junto con ellas escribió algunas obras, ellas fueron sus compañeras para poder dirigir la escuela pitagórica tras la muerte de su padre.
Una gran mujer, que no porque los textos históricos nos narren tan poco de su vida, signifique que viene a ser una sombra de aquél gran hombre, sino que fue una compañera de su vida que lo impulsó y supo ser su fortaleza y que tiene gran mérito en la formación de aquél personaje histórico que hizo grandes aportaciones a la humanidad: Pitágoras.

Profile