El sentido de la vida

El último libro del escritor Luc Ferry es un ensayo filosófico convertido en best-seller inesperado en Francia, en el cual el autor, profesor de filosofía y ciencias políticas en la universidad, aborda con talento y en un lenguaje claro los problemas existenciales, analiza la caridad o el humanismo en boga y los movimientos religiosos en las sociedades occidentales.

Ferry reconcilia la filosofía en el gran público explicando que el inusitado interés por ella se debe fundamentalmente a dos razones, la primera y más evidente es el fin de las utopías políticas, notablemente el comunismo, que deja un vacío en cuanto a explicaciones y comprensión de nuestra sociedad actual. La segunda y más profunda es que si se invoca la muerte de Dios, se invoca la destrucción de lo sagrado.

El punto más importante de este libro es la calificación que hace de las dos formas de trascendencia, es decir, de aquello que traspasa los límites de la ciencia y la esfera del ser egoísta al ser humanitario moderno como un culto hacia Dios, manifestado a través de la religión cristiana.

Este humanismo se revela en este ensayo como un sentido de la vida, a pesar de que vivimos en un mundo competitivo, en el cual se persiguen objetivos materialistas como consecuencia de la sociedad actual de consumo, en donde el dinero tiene un valor supremo, negando que sea éste o el poder, sino que es el amor, entendido como aquel sentimiento que busca el bien común, que nos da el sentido de nuestra existencia.

Ferry termina explicándonos que los filósofos de las generaciones precedentes se sitúan en una perspectiva critica o desconstructiva, a la inversa los filósofos de su generación, que han escrito con un estilo fácil y claro, y sin jerigonza, lo que implica que la filosofía no debe estar reservada a un élite determinada sino que al gran público. En realidad la obra que comentamos es un libro interesante que nos ayudará a descubrir con profunda atención si cada uno de nosotros, abandonando la esfera del egoísmo, participamos realmente a favor de aquellos que necesitan nuestra caridad, ayuda y solidaridad humana, o lo hacemos, como parece ser en nuestra Honduras, con fines políticos o para aparecer en los diarios y revistas de sociedad.

Notas:

Fuente: http://www.laprensahn.com/ediciones/2008/02/07/el_sentido_de_la_vida

Hay 1 comentarios

April 07, 2013 - 4:30 PM: .(JavaScript must be enabled to view this email address) dice:

creo que todo va en sentido de creer en algo y aceptarlo, aunque definitivamente por mi experiencia vivida he dejado de creer en cualquier filosofia o pensamiento alturista, nada existe ; si no es creado por uno mismo, yo creo mi cielo o infierno, el trabajar para tener dinero es lo unico que ayuda en la humanidad, consigiendolo de cualquier modo.

Deja tu comentario


¿Eres humano o robot?, escribe el código de arriba: