Por que filosofar?

Renuncio a dar argumentos a favor de los atributos de la filosofía. La filosofía como “amor a la sabiduría” no existe. La reducción que se opera desde antaño al acudir a las fuentes etimológicas de un concepto para tratar de obtener alguna luz sobre su significado, es una cuestión ciertamente utilitaria pero tan superficial como insulsa. El querer dar cuenta de la filosofía tan solo acudiendo a sus significados etimológicos es prácticamente destruir la posibilidad de la libertad, es destruir la cualidad fundamental del ser humano en cuanto ser creador. Es el vaciamiento de todo contenido vital, digamos sensual, de la experiencia en función de la dirección racional y el consecuente imperio sobre los impulsos y los deseos.

La etimología no explica que aquel que dijo por primera vez que era un “amigo del saber” probablemente quiso decir que era aquel que gozaba de “poder experimentar”. El goce de la experiencia es la autentica fuente del enriquecimiento personal. Pero evidentemente nadie puede darle experimentando a otro, pues se trata de la actividad más intima del ser humano, es decir, la más ligada con su experiencia vital. Probablemente es por ello que los primeros filósofos sólo podían comprometerse en guiar la experiencia de aquellos ávidos por experimentar, pero en último caso el descubrimiento de la verdad dependía de cada uno.

Por qué debemos reactualizar constantemente la pregunta de ¿por qué es importante filosofar y no la pregunta de por qué es importante experimentar? Y ¿Por qué no preguntarnos más bien por el acto amar, por el acto de jugar, y en definitiva del existir?

De hecho esas preguntas nos asaltan constantemente, pero las resolvemos vitalmente, casi intuitivamente, casi espontáneamente, casi con un gesto del cuerpo, y por el contrario cuando hacemos la pregunta por el filosofar, nos cuesta tanto trabajo…

Estoy convencido de que no podemos preguntar, sino a partir de nuestra experiencia. Si de nuestra experiencia excluimos la filosofía, en buena hora, pero nunca podemos excluir de nuestra experiencia el acto de la reflexión. Entonces la pregunta debiera ser, ¿Por qué reflexionar? O más precisamente ¿Por qué no podemos dejar de reflexionar?

Precisamente porque nuestra reflexión es la vida.

[email protected]

7 Replies to “Por que filosofar?”

  1. ¿El reflexionar como acto de volver sobre el mismo objeto, escudriñar para encontrar sentido o dotar de significado a una realidad no es acaso un acto filosófico?

  2. Yo también estoy de acuerdo de que el significado etimológico que uno le pone a una cosa, no siempre es su verdadero significado, ¿es una definición decir: La filosofía es “el amor por el saber”, entonces yo dedusco, ¿que hago para amar al saber? y la rsspuesta seria “filosofar”, pero ¿eso es una respuesta valida?, pues claro que no.

    Luego, no he entendido la parte en la que dice: “nuestra reflexión es la vida” pero mi reflección = vida, entonces si un animalito no reflexiona entonces muere, pero antes de eso ¿que es la vida?.

    ¿Que me inspira ami a reflexionar? si puedo vivir una vida traquila sin reflexionar e ignorar todo lo que pasa alrededor de nuestro mundo (si es que nmuestor mundo es real)…

  3. Amo luego pienso; pienso luego existo.

    La naturaleza del pensamiento que se afana; su amor hacia la sabiduría es esencial:
    El que ama busca.

    La filosofía como carácter intelectual tiene que ser descubierta por su raíz, su necesidad y voluntad.

    El amor existe como Unidad en medio de la diversidad: conocer el deseo esla condición de su naturaleza inmanente.

    El amor une, integra, realiza y se proyecta como el deseo que atraviesa la utopía y vence al tiempo.

  4. EL AMOR
    El amor es dinamico.esta vivo,libre,conmovedor y siempre en movimiento.nosotros los humanos,comenzamos una progrecion sin fin de panorama casi infinito,una expancion sin limites de esferas de oportunidad que nunca acaban,enconstante ampliacion para el servicio regocijante,la aventura sin par, la incertidumbresumblime y el logro ilimitado.
    (EL AMOR ES EL DECEO DE HACER EL BIEN ALOS DEMAS.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *