Fallece Carlos Llano

Carlos Llano Cifuentes, profesor emérito y fundador del Instituto Panamericano de Alta Dirección (Ipade), en 1967 y miembro fundador de la Universidad Panamericana (UP) y profesor de la Facultad de Filosofía de la institución educativa, falleció ayer de causas naturales, a los 78 años de edad.
El deceso sobrevino en Miami, Florida, Estados Unidos. Llano Cifuentes se destacó por su personalidad, ímpetu, liderazgo y calidad humana, fue actor fundamental para hacer realidad el proyecto que hace más de 40 años concibieron un grupo de destacados empresarios mexicanos: El Ipade.

En su trayectoria destaca también las diversas instituciones que ayudó a crear: La Universidad Panamericana, el Icami y la Revista Istmo.

Los que lo conocieron lo recordarán por su generosidad para compartir lo mucho que sabía siempre con pasión, sentido del humor y genuino desinterés por sí mismo, como lo dijo el rector de la Universidad Panamericana y el Ipade, Jorge Gutiérrez Villarreal.
Entre sus más destacadas obras se encuentran:
“Análisis de la acción directiva”,
“Humildad y liderazgo”,
“La amistad en la empresa”,
“La formación de la inteligencia, la voluntad y el carácter”,
“La enseñanza de la dirección y el método del caso”,
“El empresario ante la responsabilidad y la motivación”.

Entre sus reconocimientos se cuentan: Miembro del Salón del Empresario en México y miembro Honorario de la Unión Social de Empresarios de México.
Fuente: http://www.elimparcial.com/edicionimpresa/Hoy/General/837250.aspx

MEXICO. 6 de mayo de 2010



::: 4 hits

2 respuestas a "Fallece Carlos Llano"

  1. Gracias a Carlos Llano entré al IPADE.
    Con él tuve la entrevista para entrar, pero pudo no haber sucedido. No conocía el rumbo y aunque salí una hora y media antes llegué con una hora de retraso a la cita.
    Otra persona tal vez, no me hubiera recibido por tal falta, su asistente estaba pasmada cuando le supliqué le preguntara si aún me podría recibir.
    Me recibió y tuvimos una estupenda charla. Después supe de quien se trataba. En el IPADE tuve la fortuna de disfrutar varias de clases con él, siempre con pasión, con mensajes claros y gran sentido del humor. “TODO UN ARTISTA DE LA DOCENCIA”.

  2. Tuve la suerta de ser su alumna en la UP y no sólo lo disfruté como maestro sino que dejó una huella profunda en mi formación y persona.
    Conociendo su obra y su vida, sólo puedo agregar: un HOMBRE…, así, con mayúsculas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *