La jerga del filósofo

Ataraxia
Término con el que los griegos se referían a la paz anímica, a la imperturbabilidad del ánimo. En los estoicos y los epicúreos el término adquiere una especial relevancia en el contexto de su filosofía moral.

Atomismo
Término que procede del griego “atomos”, indivisible. Doctrina, defendida por Demócrito de Abdera, que afirma que la realidad se compone de átomos, siendo los átomos partículas materiales infinitamente pequeñas e indivisibles.

Catarsis
Término griego que significa purificación, purga, eliminación de lo dañino.

Causa
En general, se entiende por causa toda acción capaz de producir un efecto.

Ciencia
Del griego “episteme”, traducido al latín por “scientia”, etimológicamente significa “conocimiento verdadero”, conocimiento basado en razones sólidas. En este sentido fue considerada ciencia la filosofía hasta la modernidad, en que el término empieza a utilizarse con un significado distinto que, bajo la denominación de “Nueva ciencia”, rechaza que el conocimiento consista en el conocimiento de las esencias y el recurso exclusivo al método deductivo, liberándose también así de la teología.

En la actualidad se entiende por ciencia todo saber que se pueda presentar como un conjunto sistemático de conocimientos racionales, cuya validez pueda ser demostrada mediante métodos lógicos o empíricos, según hablemos de conocimientos propios de las ciencias formales o de las ciencias empíricas.

Cogito
( se lee cóyito)
Término latino con el que nos referimos abreviadamente al ‘pienso, existo’ de Descartes, cuya conocida formulación en latín “cogito, ergo sum” se ha convertido en un símbolo característico y ampliamente reconocido de la filosofía cartesiana.
El cogito es, para Descartes, y simultáneamente: la primera verdad conocida y el modelo de toda verdad que pretenda alcanzar la razón. Las características de esa primera verdad son la claridad y la distinción con las que es percibida, por lo que tales características se convertirán en el criterio de certeza por el que debe regularse toda proposición que se pretenda verdadera.

Cortesía de:
www.webdianoia.com



::: 4 hits

Una respuesta a "La jerga del filósofo"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *