La ontología. Apuntes: La filosofía del ser. Por Javier Hernand Garcés

Se entiende como ontología los estudios que subyacen de la llamada meta física que se versan en el análisis de la existencia divina, la búsqueda de la verdad, la búsqueda de las ideas, los números, la ética, la moral y la virtud, por mencionar los más importantes. En todo caso la ontología es la rama de la filosofía que estudia lo que hay, esto es, estudia la relación entre los “entes” o “lo que es”, lo que existe o puede existir en el entendimiento. De ahí, la relación con lo general y lo particular podría caber en estas ideas, la democracia y un político que se vale de ella para hacer valer sus principios o postulados, por ejemplo, observa la democracia y respeta los comicios o conteo de votos, pero practica un sistema económico que se basa en el hambre y la miseria de la mayoría.

Los versados en la ontología suelen hacer categorías amplias que integran entes o entidades más contables o clasificables y de menor amplitud. De ahí la sustancia y las propiedades de esas mismas sustancias cumplirían con una relación ontológica, la particularidad y la universalidad, la abstracción y la concreción, las infinitas posibilidades frente a una necesidad específica, si nos hacemos la pregunta ¿qué es la materia?, ¿qué es un proceso?

De ahí, la ontología se ocupa del estudio del ser y la existencia. Es la disciplina que investiga la naturaleza de la realidad, las categorías de ser y los principios fundamentales que rigen la existencia de las cosas. La ontología busca responder preguntas fundamentales sobre qué es real y cómo se relacionan entre sí las entidades existentes.

Algunos ejemplos de conceptos ontológicos:

Ser: La ontología se ocupa de explorar qué es el ser en sí mismo y cómo se manifiesta en diferentes entidades. ¿Qué significa existir? ¿Qué características definen a un ser? Responder estas inquietudes podría llevar a entender lo general y lo particular.

Sustancia: En la ontología clásica, la sustancia se considera como la entidad fundamental que existe por sí misma y de la cual están compuestas todas las cosas. Por ejemplo, en la ontología aristotélica, los individuos concretos (como un árbol o una silla) son sustancias.

Accidente: Los accidentes son las propiedades o atributos que poseen las sustancias. Estas propiedades pueden cambiar sin alterar la existencia de la sustancia. Por ejemplo, el color de un objeto o su peso son accidentes.

Universales y particulares: Los universales son conceptos o características que pueden aplicarse a múltiples objetos. Por ejemplo, el concepto de “rojo” es un universal que se puede aplicar a diferentes objetos. Los particulares, por otro lado, son individuos concretos y singulares.

Algunas citas sobre la ontología:

“La ontología, en su sentido más amplio, es la ciencia de lo que es, de los entes en cuanto entes, de los que son y de los que no son.” – Martin Heidegger

“La ontología es la ciencia del ser en cuanto ser, y en este sentido es la más universal y general de todas las ciencias.” – Eduardo Nicol.

“La ontología trata del ser en general, pero no del ser en general como algo vacío y sin contenido, sino del ser concreto y de las diferentes categorías del ser.” – Nicolai Hartmann

Con todo, la ontología investiga el ser, la existencia, la materia, el proceso, el espacio tiempo, las propiedades emergentes, las especies naturales, lo real de un objeto, las causas finales, la realidad del azar, la existencia de Dios, los números, las entidades abstractas, la filosofía, el sustantivo contable, la ciencia del ser.

En resumen, la ontología es una disciplina filosófica que se ocupa de indagar en la naturaleza fundamental de la realidad y de los seres que existen en ella. Su objetivo principal es entender qué cosas existen, cómo se relacionan entre sí y cuál es la naturaleza de su ser. En otras palabras, la ontología busca desentrañar las estructuras y principios fundamentales que subyacen a la realidad y al conocimiento.

La ontología plantea preguntas fundamentales como: ¿Qué es el ser? ¿Qué tipos de entidades existen? ¿Cuál es la naturaleza de la existencia? ¿Cómo se clasifican y se relacionan entre sí los diferentes tipos de seres? Estas interrogantes pueden abarcar tanto aspectos concretos y materiales como aspectos abstractos y conceptuales.

La ontología busca comprender la naturaleza de la realidad, los principios fundamentales que rigen la existencia y la relación entre los diferentes seres. A través de la exploración de categorías y conceptos ontológicos, se intenta descubrir la estructura y el significado subyacente a la diversidad del mundo que nos rodea.

Como todo planteamiento filosófico, la ontología tiene sus detractores con sus postulados, a saber. Los detractores de la ontología han planteado diversas críticas a esta disciplina filosófica a lo largo de la historia. Algunas de las críticas más comunes incluyen:

Cuestión de relevancia: argumentan que la ontología es una disciplina abstracta y especulativa que no tiene relevancia práctica en la vida cotidiana.

Escepticismo ontológico: Críticos sostienen un escepticismo ontológico, argumentando que es imposible llegar a una comprensión definitiva de la realidad en sí misma.

Cuestionamiento de la validez de las categorías ontológicas: Algunos detractores cuestionan la sustancia, los atributos y universales. Sostienen que estas categorías pueden ser limitadas o insuficientes para capturar la complejidad y diversidad de la realidad.

Relativismo ontológico: Argumentan que la ontología puede ser un reflejo de perspectivas culturales, históricas o subjetivas.

Problemas de fundamentación: Algunos detractores sostienen que la ontología se enfrenta a problemas fundamentales de fundamentación y justificación. Argumentan que no existe una base sólida para establecer qué conceptos o principios ontológicos son verdaderos o más adecuados que otros, lo que dificulta su validez como disciplina filosófica.

Con todo, la ontología es una rama profunda y compleja de la filosofía que busca comprender la naturaleza de la realidad y la existencia. A lo largo de la historia de la filosofía, ha habido una variedad de conclusiones y perspectivas, lo que hace que la ontología siga siendo un campo de estudio en constante evolución y debate.

Notas

Javier Hernand Garcés es Licenciado en Derecho, Maestro en Derecho Ambiental y Licenciado en Naturopatía.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: https://jornadaveracruz.com.mx/opinion/la-ontologia/

19 de septiembre de 2023.  MÉXICO

 



::: 73 hits

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *