Recomendaciones Per Se

Libros
“Una Brevísima introducción a la filosofía”
Edward Craig
Océano
2006

Este libro es el siguiente intento de los filósofos académicos por llevar la filosofía a la gente común. Desde el adjetivo en superlativo del título podemos deducir lo que viene. En este caso, le corresponde al profesor de Cambridge Edward Craig darnos un recorrido por la historia de la filosofía, sus personajes, y sobre todo, sus ideas, pero siempre, y en cada caso, relacionando o aplicando lo dicho por los filósofos a una situación actual o cotidiana.

Atendiendo primeramente a la forma del libro, hay recursos para facilitar las cosas a los noveles lectores: es un libro breve −170 páginas−, tiene imágenes, el autor trata de ser ameno, motivador: “Cualquiera que lea este libro es ya hasta cierto punto un filósofo”. Incluso intenta −−fallidamente− ser cómico: “hay obras como El sofista, que puede hacer a los lectores más experimentados rascarse la cabeza y poner los ojos en blanco”. (¿O se perdería lo gracioso del humor inglés en la traducción?).

Secundariamente veamos el fondo, que en este caso no está muy oculto, pues el autor abiertamente se declara empirista (y fan de David Hume) o por lo menos piensa que ésta es la doctrina, del menú a elegir, que mayormente se acerca a la verdad. Y es cierto, el empirismo tiene sus aspectos positivos, pero yerra en grande al negar la realidad metafísica; como también yerra el autor al desacreditar a las corrientes contrarias al empirismo, incluso cayendo en el lugar común de la mofa y el sarcasmo.

Pero no caigamos en el error de Craig, hemos de aceptar que algunas veces da en el clavo: Alentar al lector a pensar, a formularse preguntas, a investigar, a sacar conclusiones, eso sí, provisionales, puesto que la filosofía, bien dice el autor, no debe conformarse con el “más perezoso y complaciente de los dichos” que reza “todos tenemos derecho a expresar nuestra propia opinión” sino a encontrar la objetividad que demanda tal disciplina y evitar el mortífero subjetivismo.

O como atina cuando advierte: “Si quieres insistir en la verdad de tu punto de vista, recuerda que tiene un costo: la vida va a ser una perpetua reyerta intelectual. Y si la reyerta se mantiene en el terreno intelectual, habrás sino afortunado; en especial en religión y política, estas cosas se han conocido por terminar en bombas e incendios”.

En conclusión, sería muy interesante encontrar obras de este tipo pero desde un enfoque realista moderado o por lo menos, menormente cargadas hacia una corriente determinada. Si he de recomendar un libro introductorio a la filosofía, recomiendo uno ya clásico en la literatura castellana y que viene reseñado acá abajito. Quizá entrañe dificultad, quizá habrá que consultar, investigar o preguntar. Nada ajeno al verdadero trabajo filosófico.

Iván Moreno

“Lecciones preliminares de Filosofía”
Manuel García Morente
Editorial Época
14ta edición, 1989

Siendo la filosofía en la actualidad algo confuso o desconocido, en este libro García Morente viene a eliminar ese velo enigmático que cubre a la ciencia de las causas últimas. Desde los primeros párrafos el autor incluye al lector en este viaje por la filosofía, situándolo en un aula universitaria, la misma donde él es el profesor.

Con un lenguaje simple y conciso, se explica en términos generales qué es la filosofía y todo lo que concierne a ella, pasando desde la metafísica hasta la ontología de la vida; recorriendo los diferentes corrientes: empirismo, idealismo, racionalismo.

Lo anterior, hace que este sea el libro ideal para todo aquel que, siendo o no estudiante de filosofía, desee aprender, conocer más, reforzar sus conocimientos o simplemente saciar una muy natural curiosidad.

Ely Ramírez

“La inseguridad y la violencia: Estudio desde la filosofía de la eficacia”
Luz García Alonso
Editorial UCIME
2007

Esta obra de Ed. UCIME, se presenta para solucionar el azote de la violencia y la inseguridad. Aplicando la Filosofía de la Eficacia al problema de la violencia, García Alonso consigue definirla y dividirla señalando además su analogía.

Determinadas sus causas intrínsecas, se da a la tarea de buscar su causa eficiente última (ya que son las causas últimas las propiamente filosóficas). La conclusión es que la causa última de la violencia es el vicio.

Al tema de la axiomática de la violencia, dedica la autora el segundo apartado del estudio, señalando las corrientes de pensamiento que orientan las conductas viciosas, apuntando después la relación de estas corrientes ideológicas o “filosóficas” y los cuatro géneros de vicios.

Finalmente, García Alonso, ofrece un diagnóstico y una solución al problema de las conductas viciosas y por lo mismo una solución de carácter indispensable para el problema de la violencia.

El estudio incluye también anexos que ayudan a profundizar en el asunto tratado o a cotejar lo apuntado en el cuerpo del cuadernillo cuando se alude al pensamiento de ciertos autores.
J. Bein

“Sócrates café: Un soplo fresco de filosofía”
Christopher Phillips
Ediciones Temas de Hoy
2002

Don’t look for answers
You took your chances
Don’t ask me why

Bill Joel (Don’t ask me why)

En la actualidad la saturación de conocimiento expresado en el marco de la rigurosa metodología científica (tanto en las ciencias sociales como físicas), nos ha llevado de la mano hacia el olvido de preguntas tan sencillas que no refieren a lo útil próximo, sino a lo remoto. Un ejemplo: ¿Por qué?, pregunta que en su misma extensión lleva implícita las dimensiones de las respuestas, detonador mismo de la hipótesis, punto de partida de toda investigación. Ya para Charles Peirce, lo más importante de su filosofía era la misma abducción que es justamente el razonamiento hacia la hipótesis(1), el momento creativo.

A pesar del rescate realizado por Christopher Phillips del diálogo socrático, reuniendo a la gente en lo que ha acuñado como “Sócrates Café”, dista de la actitud resolutiva imperante en Sócrates, adoptando a su manera, la mercante actitud constructivista que lo han llevado ha dirigir tertulias que realiza en librerías, cafeterías, escuelas, universidades y prisiones de los Estados Unidos.

En este libro recrea algunas de las sesiones, en ellas, en su papel de moderador incisivo, enciende algunos buscapiés clásicos en las comunidades reunidas: ¿Cuál es el sentido de la vida?, ¿Quién soy?, ¿Por qué estoy donde estoy?, acercando principios de las escuelas filosóficas (San Agustín, Descartes, Nietzsche, etc.), motiva respuestas mordaces y comunes, dejando abiertas la mayoría de las puertas.
Así, “Sócrates café” es el retorno infantil y necesario, al solemne ejercicio de hacer preguntas.

Cristian Villanueva

(1)BEUCHOT, Mauricio, “Abducción y Analogía”, en Analogía Filosófica XII/1, (1998), 1-187, UNAM, México. http://www.unav.es/gep/AN/Beuchot.html



::: 4 hits

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *